Argentina vs Latinoamerica 2000-2009

04/06/2011 por

Qué dejó al comercio exterior de Argentina

la primera década del Siglo?

1- Introducción

La Argentina ha tenido una evolución relevante en la primera década del siglo XXI que termina, en su comercio internacional. Sus exportaciones desde 2000 a 2009 (una década) crecieron 209% considerando la suba de entre 2002 y 2008, y la baja de 2009, que sufrieron todos los países de la región.

Sin embargo, como ha tenido una marcada suba de la economía doméstica, su crecimiento externo no ha sido tan relevante como le de otros países de la región. Por ello, debe destacarse que para la segunda década del siglo nuevo, debe plantearse un crecimiento del comercio que supere el de los países de la zona que habitamos si queremos alcanzar su performance.

Las exportaciones deberían haber crecido un 40% mas para alcanzar el nivel de alza que tuvieron Brasil o Chile. Solo Venezuela creció menos que Argentina en la década y puede sumarse a la lista México si extendemos la mirada a toda Latinoamérica.

Esta observación no debe ser interpretada como crítica por la pasado (Argentina destinó fuerzas para el crecimiento domestico) pero si como una advertencia, porque en  2009 se cayeron las ventas y en 2010 no recuperan el nivel de 2008 (en los primeros siete meses del año están 5% pode debajo de 2008), lo que enciende luces amarillas por que a futuro se debe acelerar la marcha para alcanzar los vecinos.

EXPORTACIONES COMPARADAS EN LATINOAMERICA

$: Millones de Dólares Estadounidenses.

NOTA; MCCA es el Mercado Común Centro Americano), integrado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y, República Dominicana.

 

 

2- Que ocurre en Argentina en 2010?,

La Argentina observa cierto crecimiento comparado con 2009 en su nivel de exportaciones, después de una brusca caída, pero no llega a equiparar niveles de 2008.

Efectivamente, las exportaciones totales de los primeros siete meses de 2010, llegaron a 38.249 millones de dólares. Si bien es un nivel superior al de 2009 (fueron de 32.294 millones), aún no llegan al nivel de 40.296 millones de 2008.

Estamos aun en un 5% por debajo del nivel de 2008, rompiendo la tendencia de crecimiento promedio de dos dígitos porcentuales que se mantuvo hasta 2008.

Esta podría estar mostrando signos de agotamiento (la capacidad instalada argentina esta siendo usada entre un 75 y un 80% y no hay margen para incrementar aun mas la oferta). No estamos ya ante problemas de demanda (como el año pasado por la crisis que deprimió precios y redujo demanda) sino de oferta, que no acompaña el crecimiento. Baja inversión, escaso crédito, falta de provisión de energía, pérdida de competitvidad cambiaria, problemas de infraestructura, regulaciones gubernamentales, son todas causas de una debilidad en la recuperación.

3- Y los mercados para Latinoamérica? Cual es el destino de las exportaciones?

MERCADOS COMO PORCENTAJE DE LAS EXPORTACIONES TOTALES (INCLUYE MÉXICO Y MCCA)

 

  • Después de los dos años de estancamiento (1998 – 1999) que se produjeron como efecto de la Crisis Asiática, el intercambio comercial de América Latina y el Caribe se recuperó con Asia en general y China en particular.
  •  En el mismo período, Estados Unidos cayó un 27%.
  •  El comercio intrarregional no creció, permaneció constante en los nueve años analizados.

4- Que ocurre hoy en Argentina, en relación a los mercados, superada la crisis?

Excluyendo 2009, que fue un año extremadamente peculiar por la crisis internacional y la mala cosecha argentina, comparando 2010 con 2008, se observa que ha cambiado  la relevancia relativa de los mercados para Argentina.

En 2008, la Unión Europea representó, en los primeros siete meses, el 20% del total de ventas externas, mientras en 2010 llega solo al 15%. Europa es claramente el destino mas debilitado.

Ese debilitamiento se compensa con la suba de Asia, que llega a representar el 20% este año mientras llegaba al 15% en 2008. El MERCOSUR, que en 2008 explicaba el 22% de nuestras ventas externas, este año esta explicando el 25%, lo que muestra también una importancia creciente de la región. Chile y el resto de la Aladi en conjunto siguen representando un porcentaje similar (alrededor del 14%), y el NAFTA solo ha variado un punto porcentual (se mantiene alrededor de entre el 8 y 9%)

De manera tal que, si sumamos a la reducción nominal de ventas externas, el análisis de los destinos, la noticia mas significativa es que pierde peso Europa y lo gana Asia. Esto es, ganan los emergentes y pierden los desarrollados en materia de destinos. Así, Mercosur y Asia ganan juntos 8 puntos y con alguna leve diferencia adicional en otros destinos se completa un viraje hacia el mundo emergente en el que Europa hace caer a los desarrollados.

Esto podría estar marcando un nuevo mapa estratégico para Argentina

 

5– Una visión sobre la Apertura. Las exportaciones como porcentaje del PBI

(Fuente; Datos PBI a precios constantes de mercados – CEPAL) 

Según las estimaciones de CEPAL, aún antes de la crisis, también Argentina luce demasiado avocada al mercado doméstico y poco competitiva internacionalmente en relación exportaciones/porcentaje PBI, aunque en al relación dólares exportados por habitante aparece mejor calificada (pero claramente debajo de Chile y Uruguay) 

AÑO 2008

Dólares Exportados por Habitante

AÑO 2008

 

6 –Otra visión sobre la Apertura – Que ocurre con las importaciones? Y con el volumen total de negocios?

IMPORTACIONES

 

 

 

  • Luego de 20 años de crecimiento sostenido, las importaciones se “desplomaron” un 25% (9% en precios y 16% en volumen), exactamente al revés que las exportaciones.
  •  Como prevención de eventuales desequilibrios en la Balanza de Pagos, varios países aplicaron medidas para contener las importaciones, que junto con la contracción de la actividad económica, afectaron seriamente el ingreso de mercaderías.

 

ORIGEN de las IMPORTACIONES

(Como porcentaje de las Importaciones totales, incluye México y MCCA)

  • La relevancia de Asia y China como socio comercial es todavía mayor en las importaciones, lo que ha generado un creciente de déficit comercial con la región.
  • Hay inquietud creciente en varios países en torno a las consecuencias  alto nivel de importaciones provenientes de Asia y China, debido a su efecto en la competitividad de las industrias nacionales de la región.  

VOLUMEN COMERCIAL (EXPORTACIONES + IMPORTACIONES)

 SALDO COMERCIAL

 7- Conclusión

Que actitud debe asumir la Argentina ante la evidencia de que ha crecido su vinculo externo pero en menor medida que lo que ocurrió con los países de la región? Que nueva agenda puede platearse para iniciar una segunda década en la que retome fuerzas, ante el debilitamiento de 2009-2010? En qué ámbitos debe comenzar a actuar para reducir frenos para la recuperación comercial?

I) En el Mundo

Escenario inmediato.

1-         La Argentina debe modificar, en lo general y como política del país, e inmediatamente, su marco de relacionamiento internacional estructural, avanzando hacia la mejor institucionalización de sus relaciones, y en la búsqueda de firmas de acuerdos normativos internacionales que prevén pautas previsibles de comportamiento y mecanismos de solución de controversias, que hoy no existen y por ello nos ponen ante vulnerables situaciones, que por otro lado, son producidas por actitudes argentinas que esos mismos tratados no permitirían.

2–         Es deseable generar con Brasil  un “Programa de Acuerdos Estratégicos”, que permita llevar a cabo una “hoja de ruta” que prevea inversiones reciprocas, ampliación de comercio (El MERCOSUR es de las uniones aduaneras de menor comercio intra-zona en el mundo), y promoción conjunta en el exterior, ya que nuestro vecino es el principal socio argentino, en el primer trimestre del año creció en su economía el 9%, lo que inexorablemente lo lleva a mayores vínculos externos -al punto que sus exportaciones en la primer parte del año crecieron un 25%-. Este programa debería consensuar encadenamiento de inversiones y fluidización de comercio.

Brasil, además de ser un importantísimo comprador de nuestros productos industriales y de ser emisor de inversiones a nuestro país, ya es el segundo exportador mundial de alimentos, y prevé un incremento de su producción y exportación de alimentos en un 40% en los próximos 10 años, lo que permitirá en una asociación acompañar ese proceso con recepción de inversiones en servicios, generación de insumos, tecnología, formación de recursos humanos, producción de maquinas y equipos y aún acceso a mercados en sectores en los que somos complementarios.

3-         Debe iniciarse la búsqueda de un acuerdo estratégico con los principales países de Asia Pacifico, que en el futuro inmediato demandarán alimentos que la Argentina puede proveer.  China, Corea, Japón, Indonesia, Malasia, Singapur, Taiwán y Tailandia -que son los miembros de este grupo de países-  poseen el 30% de la población mundial y su producto bruto es del 14% del total mundial. La Argentina ha crecido mucho en sus exportaciones a China (son hoy del 65% del total a la región) y hay oportunidades en todos los demás (a Singapur, por ejemplo, solo le vendemos el 0.05% del total que va a la región).

Al respecto, es preciso aprovechar la última visita presidencial y superar definitivamente  la controversia con China comenzada por los limites indiscriminados a las importaciones chinas, que produjo la restricción de acceso a los aceites argentinos, en un acuerdo que establezca productos, sectores y cadenas que serán negociadas en las dos vías de comercio y en inversiones estratégicas parea despejar dudas, estableciéndose además un mecanismo de resolución de controversias

4-         Es oportuno avanzar, en alianza con Brasil,  en una inteligente negociación con la UE en el marco de las renovadas conversaciones UE – MERCOSUR.  Europa ha entendido que la crisis que atraviesa en el presente no es de corto plazo, y por ello apunta a promover la exportación de bienes de alta calidad, servicios y registros de propiedad intelectual y se consolidará como zona deficitaria en la producción de alimentos donde han entendido que no logran eficiencia suficiente, y por ello es que han escogido estratégicamente al MERCOSUR como socio potencial.

Para ello Argentina debe acompañar al MERCOSUR, especialmente en este semestre de presidencia pro-tempore de Brasil, en consolidar esta oportunidad. Una zona UE – Mercosur significaría el segundo bloque comercial del planeta, con un producto bruto de 9 billones de euros y una población superior a los 700 millones de personas, con altos porcentajes de la misma con importante poder adquisitivo.

Este proceso reclamará cambios en nuestras normas actuales, como por ejemplo en las retenciones (los tratados de la UE exigen que no existan derechos de exportación, y ese tema estará presente, firmemente, en la negociación con el MERCOSUR, mientras la exigencia de un código aduanero común para nuestra región también implicará la necesidad de abandonar esos tributos), en muchas restricciones comerciales que Argentina ha aplicado, y en ciertas políticas comerciales discriminatorias, y también nos llevará a avanzar en mejores negociaciones con el Club de Paris y las soluciones en el CIADI.

En el mediano plazo, se abre la oportunidad de generar negociaciones de empresas argentinas con productores de alimentos elaborados europeos, porque allí, en plena crisis, lo menos afectado es el consumo de alimentos elaborados -que en 2009 mientras cayeron los negocios inmobiliarios, la inversión, o la actividad financiera, se mantuvieron estables e incluso crecieron un 0,6%, creciendo el consumo de carne de pollo, pizzas, quesos de cabra, Omega 3, panificados o algunas bebidas-.

5-         Es hora de asumir un papel constructivo y menos conflictivo en el G20, mostrando actitudes de mayor complementariedad y menos politización. Entre estas actitudes debería estar iniciar una mas inteligente relación con el FMI y el Banco Mundial.

Escenario mediato

6-         La Argentina debe generar, valiéndose de su rol en la UNASUR un gran espacio estratégico para acordar con los demás países de la región promoción de inversiones en cadenas regionales, y una oferta complementaria y coordinada hacia las demás regiones del mundo.

En materia comercial, por ejemplo, las exportaciones totales de Latinoamérica en 2009 fueron de 673.000 millones de dólares, mientras las de Argentina fueron de 55.000 millones de dólares. Poco más del 8% del total regional, lo que importa una suma no muy significativa y que puede mejorarse con mayor actividad propia y un programa estratégico de complementariedad y estímulos y promoción conjunta.

Cadenas agroalimentarias (sigue siendo el sector de mas potencial, al punto que en plena crisis, el año pasado, las exportaciones de productos de origen agropecuario en toda Latinoamérica, según CEPAL, fueron las que menos disminuyeron, pese a que en Argentina estuvieron fuertemente afectadas), turísticas, de energía y de servicios pueden ser objeto de negociaciones para un marco de incentivos común.

Las exportaciones totales del MERCOSUR fueron el año anterior de 221.000 millones de dólares, por lo que lo mismo puede decirse para el acuerdo regional. La Argentina representa apenas el 25% del total siendo el segundo país en importancia del espacio común (Brasil exporta tres veces lo que exporta Argentina)

II) En Argentina, mirando al mundo

 

7-         Argentina debe recomponer un marco de relaciones estable y previsible (en lo regulatorio, tributario, normativo) con las diferentes industrias exportadoras, y en particular con la producción agroalimentaria., que representa mas de 55% de nuestras exportaciones

 

8-         Se deben mejorar los incentivos por medio de la promoción, organizar en una única entidad la prestación de servicios de promoción de inserción comercial (hoy conviven en un sistema que en el conjunto opera ineficientemente la Fundación ExportAr, la Subsecretaria de Comercio Internacional de la Cancilleria, Programas como Proargex en el Ministerio de Agricultura o Proargentina en el Ministerio de Industria, las actividades promocionales del CFI, las iniciativas provinciales en la materia, etc.).

Debe incrementarse a través de mejores incentivos la cantidad de empresas que participan de exposiciones y salones comerciales en el mundo (no llegan a 2.000 hoy, siendo 14.000 las empresas inscriptas como exportadoras en la Aduana Argentina).

Al respeto, es apropiado coordinar la promoción comercial con la turística receptiva internacional. En 2009, las economías emergentes recibieron 410 millones de turistas internacionales, un 47% del total mundial, obteniéndose unos 305.000 millones de dólares en ingresos (36% del total facturado en el mundo), según la OMC. En Argentina, la cifra de turistas recibidos fue  de algo menos del 1% del total y puede trabajarse con acuerdos estratégicos con los principales operadores privados internacionales para la promoción creciente.

Y en esta línea se debe convertir la Argentina en un escenario de congresos y salones de negocios internacionales donde se discutan y generen oportunidades. Hoy nuestro país es sede de unos 1.500 congresos al año (la inversión al año en la industria es de unos 1500 millones de pesos), a los que asisten alrededor de 1.000.000 de argentinos y menos de 60.000 extranjeros: ha crecido la cantidad (eran unos 1.000 por año hace un lustro) pero aún no tienen envergadura internacional.

9-         Es propicio iniciar un programa de mejora de logística y servicios al comercio. Nuestro país transporta solo por vía automotriz en carreteras (las mas usada) unos 280.0000 millones de toneladas al año y el sistema no soporta crecimiento de la demanda). Transporte, depósitos, consolidación de cargas, controles de frontera, distribución de la burocracia interna (según AACREA, el costo de la burocracia para las empresas agrícolas subió 163% en el ultimo lustro), sistemas de pagos, sistemas carretero ferroviario, aéreo y naval, servidos administrativos oficiales, etc., deben ser mejorados. Hoy nuestro país, en las mediciones de eficiencia en la materia del Banco Mundial, ocupa el lugar 48 entre 155 países.

En este marco, es relevante iniciar una reformulación para hacer efectivas y eficientes las zonas francas reguladas por la ley 24.331, que son 9 en el país y no generan impacto en el comercio mundial (en el mundo el 30% del comercio internacional pasa por las zonas francas, mientas en Argentina, solo el 3%,  por la burocracia y la lentitud).

10-       Resultaría de notable utilidad generar un marco normativo de fomento de las exportaciones de servicios. Las exportaciones de servicios, que ascienden a unos 9.000 millones de dólares, mostraron el año anterior, en medio de la crisis, menor vulnerabilidad en toda Latinoamérica (por una mayor estabilidad de precios que en los bienes básicos). 

 

DNI – Desarrollo de Negocios Internacionales

 

Fuente: INDEC, CEPAL y, ALADI.

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*