BRASIL FUE LA PRINCIPAL VICTIMA DE LOS LÍMITES A LAS IMPORTACIONES ARGENTINAS (Y URUGUAY TAMBIEN FUE SERIAMENTE AFECTADA)

09/04/2013 por

En un marco de controversias  dentro del Mercosur

BRASIL FUE LA PRINCIPAL VICTIMA DE LOS LÍMITES A LAS IMPORTACIONES ARGENTINAS

(Y URUGUAY TAMBIEN FUE SERIAMENTE AFECTADA)

Resumen ejecutivo del trabajo

  •       Las importaciones argentinas en 2012 se redujeron en 5.422 millones de dólares. Se trata de una caída del 7,91%. La mayor caída en al región. Sin embargo, hay que advertir que no han descendido las importaciones desde todos los países del mundo.
  •       Pero debe advertirse que las importaciones desde Brasil alcanzaron en 2012 los 17.908 millones de dólares, mientras en 2011 habían ascendido a 21.798 millones de dólares. Se trata de un descenso de  3.890 millones de dólares (un descenso del 17,84%, promedio muy superior al general).
  •       Esto implica que el descenso de las importaciones desde Brasil equivalió al 71,74% del total de la caída de las importaciones argentinas.
  •       Y esto ha influido para que el MERCOSUR sea el único bloque en Latinoamérica cuyo comercio descendió (las exportaciones del MERCOSUR han caído a todas las regiones del mundo pero especialmente han descendido un -7% dentro de la propia subregión)
  •       En la misma línea, hay que advertir que las importaciones argentinas desde Uruguay en un año cayeron desde 605 millones de dólares (en 2011) a 514 millones de dólares (en 2012), lo que implica un descenso del 15%. Cifra que duplica en promedio de caída de las importaciones argentinas en general.
  •       Por ende, como modo de calificar las relaciones estratégicas permanentes de Argentina, debe saberse que la caída de las importaciones desde el Mercosur tradicional (sin Venezuela) representó una cifra que equivale al 82% del total de la caída de las importaciones argentinas en el año, desde todos los mercados.

 

 

 

En un marco de controversias  dentro del Mercosur

 

BRASIL FUE LA PRINCIPAL VICTIMA DE LOS LÍMITES A LAS IMPORTACIONES ARGENTINAS

(Y URUGUAY TAMBIEN FUE SERIAMENTE AFECTADA)

 

Desarrollo temático del trabajo

 

  1. En 2012, las importaciones cayeron casi 8%, pero no todos los países sufrieron igual

Las importaciones de bienes en Argentina sumaron 68.514 millones de dólares en 2012. Por diversos motivos (principalmente por las restricciones impuestas por el gobierno, más allá de la desaceleración de la economía), este importe es sustancialmente inferior a los 73.936 millones de dólares que Argentina había importado en 2011.

De este modo las compras de bienes desde el exterior por parte de empresas que operan en Argentina se redujeron en 5.422 millones de dólares. Se trata de una caída del 7,91%. La mayor caída en al región.

Sin embargo, hay que advertir que no han descendido las importaciones desde todos los países del mundo.

Por ejemplo, entre los proveedores del resto de Latinoamérica, Argentina incrementó importaciones (en 2012 comparadas con las de 2011) desde Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, Además, mantuvo casi en el mismo nivel las importaciones desde Perú, y, dentro del hemisferio de las Américas, también elevó sus importaciones desde Estados Unidos de América.

También han mostrado resultados variados (subas, estabilidades o bajas según el caso) otros mercados en el mundo.

Por ende, resulta de notable relevancia lo que ha ocurrido con Brasil, país con el que han recrudecido las diferencias políticas (la última de ellas a través de las recientes manifestaciones públicas del Canciller A. Patriota) motivadas en las prácticas comérciales restrictivas de Argentina.

 

  1. Brasil el gran perjudicado

Las importaciones argentinas de bienes desde Brasil alcanzaron en 2012 la cifra de 17.908 millones de dólares, mientras que un año antes habían ascendido a 21.798 millones de dólares. Se trata de un descenso de  3.890 millones de dólares. Esto implica un descenso del 17,84%.

 

Caída total de las importaciones, y caída de las importaciones desde Brasil en 2012

8-43

 

Lo significativo de esto es que la caída de las importaciones desde Brasil el año pasado equivalió al 71,74% del total de la caída de las importaciones argentinas desde todos los destinos.

Las importaciones desde toda Europa apenas descendieron desde 15.940 millones de dólares (en 2011) a 14.660 en 2012 (1.280 millones de dólares), mostrándose en Europa incrementos en las importaciones desde Austria, Bélgica, Hungría, Irlanda, Lituania, Noruega, Polonia, Portugal, Alemania, Rumania, Rusia y Turquía.

También las importaciones desde Asia apenas descendieron 758 millones de dólares (desde 17.445 a 16.687 millones de dólares) y allí se destaca que las importaciones desde China, principal proveedor en Asia, sólo se redujeron en 618 millones de dólares (alcanzaron 9.954 millones de dólares, desde 10.572 millones en 2011).

Por ende, cabe concluir que en la política de restricción de importaciones ha tenido claramente un principal perjudicado: Brasil.

Resulta desproporcionada la caída desde Brasil comparada con las caídas desde otros mercados, y aún más con las alzas observadas en importaciones desde no pocos países. Considerando que Brasil es el principal aliado estratégico argentino, que el MERCOSUR que nos une mantiene regulaciones jurídicas internacionales que deberían hacer a las relaciones de los países del bloque menos afectables por estas medidas de límites al comercio, y que las encomias de ambos países están mas entrelazadas que las economías de Argentina y cualquier otro país, esta noticia llama la atención. Y permite entender mejor las críticas y reacciones brasileñas.

 

3. El Mercosur, en su peor momento

Este hecho antes referido, además, ha influido para que el Mercosur sea la única región de América Latina cuyo comercio hacia terceros mercados -y especialmente el comercio intrazonal- haya descendido. Así, mientras la Comunidad Andina creció en sus exportaciones en 2012 el 5,1% y el Mercado Común Centroamericano un 5,5%, el Mercosur es la subregión que decreció: -2,2%. Esto marca claramente una mejor performance del eje de países del Pacífico (crecen las exportaciones en México, Venezuela, Centroamérica., Bolivia, Ecuador y Perú) y una peor performance de Argentina y Brasil. Y, conforme se ha expresado, las exportaciones del MERCOSUR han caído a todas las regiones del mundo pero especialmente han descendido un -7% dentro de la propia subregión (además, cayeron -4,7% a EEUU y Canadá; -1 al resto de América Latina; -2,3% a Asia y -9,4% a Europa).

Una referencia en este marco puede hacerse a la caída de las importaciones argentinas desde Uruguay en 2012 (considerando las tensiones en las relaciones entre ambos países, que se han actualizado luego de las recientes declaraciones del presidente José Mujica sobre la Presidente de la República Argentina, pero que vienen enmarcadas en un clima de tensión precisamente por los problemas de los límites al comercio). En el año pasado, las importaciones argentinas desde Uruguay cayeron desde 605 millones de dólares (en 2011) a 514 millones de dólares (en 2012), lo que implica un descenso del 15%. Cifra que duplica en promedio de caída de las importaciones argentinas en general.

Si se considera que las importaciones argentinas desde Paraguay cayeron en 2012 la cifra de 86 millones, y las importaciones desde Venezuela subieron 1.269 millones, se descubre que las importaciones desde el resto del Mercosur “tradicional” (sin Venezuela, cuya incorporación es aún reciente) descendieron en 2012 la cifra de 4.490 millones de dólares, y aún incorporando a Venezuela descendieron 3.230 millones de dólares.

Es notable que el bloque al que pertenecemos sea tan seriamente afectado comparado con que en el resto del mundo las evolucione son fueron uniformes. La caída de las importaciones desde el Mercosur tradicional (sin Venezuela) representó una cifra que equivale al 82% del total de la caída de las importaciones argentinas. Incorporando a Venezuela, una país con el que Argentina mantiene prácticamente ninguna diferencia (como sí con los aliados tradicionales) la caída de las compras desde el bloque equivale al 60% del total.

La conclusión, pues, es que además de las discusiones que surgen de las desinversiones brasileñas en Argentina, o los distintos enfoques de los dos países ante oportunidades de negociaciones comerciales del bloque con terceros mercados la Unión Europea por ejemplo), lo que existe en este momento es un proceso de deterioro del vínculo con Brasil y, además, de un debilitamiento del MERCOSUR cuya principal estructura es una plataforma de comercio intraregión, que está seriamente afectada

 

 

Promedio de caída de las importaciones argentinas en 2012

8-44

 

Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

1 Comentario

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>