Competitividad, exportaciones y gasto público, 2016

02/01/2017 por

Informe DNI Nro. 157

Enero 2017

—————————————————————————————————————

Lo exhibe la comparación de los ratios de exportaciones/PBI y gasto público/PBI:

 

EL GASTO PUBLICO ES EL PRINCIPAL OBSTACULO PARA LA COMPETITIVIDAD INTERNACIONAL

 

(2017 DEBERA MOSTRAR EL INICIO DE UN PROCESO DE RACIONALIZACION)

 

Argentina es uno de los 10 países de menor participación de exportaciones en el PBI en el mundo y a la vez uno de los que integran el lote del 20% de más gasto público comparado con el PBI del mundo.

Esto lleva a vincular la incidencia del gasto público en la baja competitividad.

 

 

  1. Introducción: Las exportaciones muestran los problemas de competitividad

La economía de Argentina finaliza 2016 con gran parte de los problemas de competitividad que padece desde hace años, incólumes.

La evolución de las exportaciones de nuestro país es la mejor medición de los citados problemas de competitividad (especialmente considerando que las importaciones están afectadas por algunas regulaciones aún).

Así lo exhibe el siguiente grafico del INDEC:

a

Solo las exportaciones de productos primarios crecerán este año (14,2% en 11 meses) mientras descenderán las de todos los demás componentes.

Las exportaciones totales tendrán niveles muy similares a los pobres resultados de 2015.

Hay diversas razones que explican este descenso.

Algunas exógenas (precios internacionales que no se han recuperado, Brasil con una recesión que se estira, Latinoamérica -principal destino- con mala performance). Pero otras, endógenas (alta inflación, sobreregulación económica, complejo entorno político institucional en el plano laboral –costo laboral no salarial, ausentismo, conflictividad-), alta presión tributaria,  atraso cambiario, altas tasas de interés, permanente inestabilidad en el entorno de referencia, entre otras).

De modo que la pobre performance de las exportaciones es una calificada manera de observar los problemas de competitividad argentinos.

 

 

  1. El gasto público es la principal causa de los problemas.

Hay diversas razones para explicar los problemas de competitividad. Podríamos mencionar tres niveles:

Uno macroeconómico (las variables, muchas de las cuales ya fueron expuestas más arriba), otro microeconómico (los problemas de productividad de numerosas empresas), y otro meso económico (que se ubica en los problemas que acaecen en el entorno inmediato de las empresas y se refieren a la infraestructura, las políticas de los gobiernos locales, el no siempre resuelto acceso a calificados recursos humanos -según la región-, y el encadenamiento con proveedores y clientes).

Es altamente probable que si bien todos son relevantes, haya uno que resulta de primordial atención. El gasto público.

El alto gasto fiscal genera al menos 5 problemas para la competitividad:

La alta presión tributaria, el elevado déficit del presupuesto público (que genera incertidumbre y difiere decisiones), la alta tasa de inflación (especialmente surgida de la emisión monetaria), la elevada tasa de interés (producida por la absorción de recursos monetarios por parte del fisco, a lo que debe sumarse el llamado crowding out -la mayor escases de recursos financieros para las empresas-), y el atraso cambiario (producido por el ingreso de dólares “externos” dirigidos al financiamiento del fisco).

Además deben considerarse otras consecuencias de lo antes referido, como la aparición de presiones y luego la tendencia consecuente a restringir importaciones que afectan el acceso a recursos para la producción, la conflictividad social y productiva, y una situación de endeblez en la mirada estratégica que impide la canalización de energía política para el tratamiento de problemas de largo plazo y estructurales.

Una manera de entender que la elevación del gasto público afecta la competitividad es analizar la evolución de las exportaciones argentinas conforme el gasto público se elevó en el último decenio.

La infografía que se exhibe a continuación así lo muestra:

a

 

Si bien no puede atribuirse el estancamiento (y caída) de las exportaciones solo al elevado gasto público (se han producido como antes se mencionó no pocos factores exógenos –Brasil, precios, incertidumbres internacionales- pero debe decirse que a muchos de ellos se los pudo haber enfrentado de mejor manera si las condiciones domésticas no fuesen tan gravosas), sí puede afirmarse que la principal razón endógena ha sido el gasto fiscal, en la medida en que ha sido causa de muchos de los demás problemas en la competitividad sistémica.

 

Periodo Exportaciones en millones de dólares Gasto público como % del PBI
año 2004 34.575.734 17,4
año 2005 40.386.732 18,1
año 2006 46.546.203 18,2
año 2007 55.980.309 20,4
año 2008 70.018.839 21,3
año 2009 55.672.097 24,3
año 2010 68.134.055 24,8
año 2011 84.268.700 25,9
año 2012 80.927.098 28,1
año 2013 81.026.200 29,5
año 2014 68.335.080 32,7
año 2015 56.752.411 37,8
año 2016 (estimación) 56.120.340 40,5

 

 

  1. Evaluación comparada

Una manera de constatar que el gasto público es un principal enemigo de la competitividad, y que las dificultades en esta materia se reflejan en el principal espacio de evolución de la competitividad, que son las exportaciones, es comparar lo que ocurre en Argentina con otros países.

Si se analiza la región, se descubre que los países más exitosos (comparables con Argentina o que se desenvuelven con o en sistemas de producción y comercialización internacionales a los que Argentina puede compararse) en su estrategia de inserción internacional tienen niveles de gasto público comparados con su PBI que son inferiores a Argentina.

a

Como puede observarse, Argentina es en la región el país de menor relación exportaciones/PBI y a la vez uno de los dos de peor relación gasto público/PBI. Además del grafico exhibido surge la gran diferencia (la peor en la región) en Argentina entre las altas columnas que marcan el PBI (línea roja) y las bajas que muestran exportaciones (línea azul).

Si se descuenta el caso de Bolivia (un caso no necesariamente comparable por la elevada incidencia del gas en sus exportaciones y su reducido PBI medido en dólares), se constata que es Brasil el segundo caso de baja participación de las exportaciones en el PBI y alta incidencia del gasto público en su PBI. Dicho sea de paso, esto explica parte de las dificultades en la inserción internacional del Mercosur como bloque.

Contrario sensu, los países con más participación de las exportaciones en su economía (mayor competitividad internacional) muestran menores niveles de gasto público (Paraguay, México, Chile, Uruguay).

En la lista aparece Venezuela pero los datos de las exportaciones (la fuente es el Banco Mundial) se refieren al 2014 (no hay en la fuente -BM- consultada datos de 2015) y hay en Venezuela una alta incidencia de las exportaciones petroleras lo que hace presumir que con la caída de los precios en 2015 las exportaciones venezolanas comparadas con el PBI han sido mucho menores que lo que muestra el último número disponible (2014).

 

País Exportaciones de bienes y servicios/PBI Gasto público/PBI
Argentina 11,1 40,6
Bolivia 30,9 44,5
Brasil 13 39,1
Chile 30 26,1
Colombia 14,7 29,8
Ecuador 20,7 38,4
México 35,4 27,3
Perú 21,3 22,2
Paraguay 42,7 24,9
Uruguay 22,3 32,3
Venezuela (x) 27,1 31,5

 

Algo similar puede obtenerse si la comparación se hace fuera de la región tomando países comparables.

De 185 países medidos (todos) por diversas fuentes consultadas (BM, FMI, Eurostat, etc.), Argentina se encuentra entre quienes integran el conjunto del 20% de países con más alto nivel de gasto público comparado con el PBI del mundo (35 países que tienen un gasto fiscal de 40% del PBI o más).

En el grafico siguiente se muestran casos, que se han considerado, de algunos países que por alguna razón pueden compararse (porque son medianos, o porque son emergentes, o porque tienen una estructura productiva comparable, o porque son países que hace un tiempo fueron comparados con Argentina, etc.) con Argentina para efectuar un análisis similar.

a

En este listado de 16 países se muestra que en líneas generales los de mayor nivel de exportaciones son los que muestran más contenidos niveles de gasto público en relación al PBI.

Singapur es el caso más emblemático pero es excepcional.

Pero como también se muestra en el cuadro siguiente, solo países desarrollados como Canadá y Australia tienen niveles de gasto público poco más bajos que Argentina pero exportaciones que duplican (Australia) o triplican (Canadá) los niveles argentinos.

Pero entre los emergentes de la lista, muchos tienen niveles de gasto público de alrededor de la mitad que Argentina (Indonesia, Corea del Sur, Panamá, Filipinas, Singapur, Taiwán) y a la vez niveles de exportaciones que más que duplican los de Argentina; y otros tienen niveles de erogaciones fiscales que son alrededor de un cuarto más bajas que Argentina (Georgia, India, Vietnam, Sudáfrica) y sus niveles de exportaciones comparados con el PBI son también mucho más altos que Argentina.

Todos los casos exhibidos muestran exportaciones más altas que Argentina, porque Argentina es el octavo país del mundo con menor nivel de exportaciones comparados con su PBI según el Banco Mundial, y entre los pocos de menor performance que Argentina solo se encuentran países muy pobres -en su mayoría africanos- que no pueden ser comparados con el nuestro por la estructura productiva.

Lo expuesto lleva a suponer que si la comparación se hiciera entre gasto público y exportaciones, Argentina ha de tener el peor (o uno de los peores) ratio del mundo.

 

 

País Exportaciones de bienes y servicios/PBI Gasto público/PBI
Australia 19,8 37,4
Canadá 31,5 40,4
Egipto 13,2 36,6
Georgia 45 29,3
Indonesia 21 17,4
Israel 30,7 39,9
India 19,9 28
Corea del Sur 45,9 21
Nueva Zelanda 27,9 34,1
Panamá 45,8 22,7
Filipinas 28,2 19,1
Singapur 176,5 19
Turquía 28 38
Taiwán 54,5 17,6
Vietnam 89,8 30,5
Sudáfrica 30,7 33,5

 

 

 

  1. Conclusión.

Argentina se encuentra en el lote que integra el 20% de países (185) del mundo con mayor gasto público. A ello debe sumarse que las erogaciones fiscales no conceden mayormente bienes públicos que contribuyan a la competitividad sistémica.

En el mundo el promedio del gasto público es 29,5% del PBI y en Argentina llega al 40%. Y el mundo exporta alrededor de un tercio de lo que produce y Argentina exporta poco más del 10% de lo que produce.

Argentina a la vez es uno de los 10 países con menor ratio exportaciones/PBI según el BM. Los problemas de competitividad argentinos son diversos. Regulatorios, productivos, históricos, políticos, macroeconómicos, microeconómicos, educativo/culturales, etc.

Pero el alto nivel de gasto fiscal aparece como uno de los principales o probablemente el principal.

En la medida en que se corrija en el futuro esta circunstancia y se modere la elevada exacción de recursos del sector productivo para financiar niveles de erogaciones fiscales mayores a los niveles promedio internacionales se podrá tender a una recuperación de la competitividad.

Debe recordarse que el resultado de las exportaciones califica la competitividad. Y la calificación surge de las cifras antes expuestas.

 

 

 

Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*