DESCENSO GENERALIZADO, PERO AFECTANDO A DETERMINADOS PAISES PROVEEDORES EN PARTICULAR (Brasil, el gran perjudicado)

25/03/2015 por

IMPORTACIONES 2014

 

DESCENSO GENERALIZADO, PERO AFECTANDO A DETERMINADOS PAISES PROVEEDORES EN PARTICULAR

(Brasil, el gran perjudicado)

Afectando el nivel de actividad: EN BIENES NECESARIOS PARA LA PRODUCCION, ARGENTINA IMPORTÓ 7.000 MILLONES MENOS QUE EN 2011

 

Resumen ejecutivo:

  • Las importaciones argentinas descendieron en 2014 un 11%, hasta llegar a una cifra de 65.249 millones de dólares. Es un descenso interanual de 6.686 millones de dólares.
  • En una notable concentración, la mitad del total de importaciones provino solo de tres países (Brasil, China y EEUU). Más aún, Brasil y China solos explican casi el 40% del total. Y en solo seis países tiene origen dos tercios del total de compras argentinas desde el exterior. Y once países proveen tres cuartos del total de las importaciones.
  • Entre los mercados desde los cuales han caído las importaciones, la variación negativa más relevante es la que se ha producido en Brasil. Esa caída de importaciones equivale al 84% del total de la caída de las importaciones de Argentina en el año. Además, Brasil, México y Francia son los únicos casos con disminuciones porcentuales mayores al 25%. Brasil ha pasado a representar el 21,6 del total de importaciones (en 2014), mientras en 2013 representó el 26% del total (una caída que expresa que ha perdido relevante participación en el total de compras argentinas mientras China ha crecido desde 15,3% a 16,4% en la participación en el total). La afectación al Mercosur, único bloque al que Argentina pertenece, es indudable. La caída de importaciones desde  Brasil en 2014 fue mayor que la caída de importaciones desde toda Europa o desde toda Asia.
  • Pese a la caída general, hay países desde lo cuales las importaciones crecieron, entre los que están: Estados Unidos (882 millones de dólares de crecimiento), Nigeria (390 millones), Bolivia (129 millones), Singapur (73 millones), Noruega (71 millones), Canadá (56 millones), Argelia (55 millones) y Arabia Saudita (46 millones). Como puede observarse, en la gran mayoría de estos casos se explica el crecimiento de importaciones en el año pasado por las compras de energía, combustibles y petróleo. Entre todos estos casos antes referidos estamos ante alzas de importaciones de 1.700 millones de dólares.
  • La caída de importaciones en 2014 ha afectado especialmente a los vehículos y los bienes de consumo. Pero si se analiza una serie más larga y se compara con las importaciones del primer año de la década (2011), año a partir del cual la economía se desacelera y, además, recrudecen las tabas a las importaciones, se descubre que la economía argentina está haciendo crecer importaciones de combustibles y lubricantes, y haciendo caer todos los demás rubros, afectando con los límites a las importaciones el nivel de actividad. Dentro de estas caídas, la más significativa comparando la serie más larga es la de bienes intermedios (que reportaron en 2014 unos 3.200 millones de dólares menos que en 2011), seguida de las de piezas y partes (generaron en 2014 unos 2.400 millones de dólares menos que en 2011); mientras que le siguen en relevancia las de automóviles (unos 2.000 millones de dólares menos en 2014 que en 2011),  las de bienes de capital (unos 1.500 millones de dólares menos en 2014 comparándolo con 2011) y las de bienes de consumo (unos 1.400 millones menos en 2014 que en 2011).

 

 

 

 

INFORME “DNI” NÚMERO 115

——————————————————————————————————————————————–

IMPORTACIONES ARGENTINAS EN 2014.

 

DESCENSO GENERALIZADO, PERO AFECTANDO A DETERMINADOS PAISES PROVEEDORES EN PARTICULAR

(Brasil, el gran perjudicado)

 

Afectando el nivel de actividad: EN BIENES NECESARIOS PARA LA PRODUCCION, ARGENTINA IMPORTÓ 7.000 MILLONES MENOS QUE EN 2011

 

 

          1.      Introducción. Caen las importaciones argentinas en general

Las importaciones argentinas descendieron en 2014 un 11%, hasta llegar a una cifra de 65.249 millones de dólares. El descenso comparándolo con el año 2013 fue de 6.686 millones de dólares.

Numerosos mercados proveedores (la mayoría) han sufrido caídas en las compras argentinas. Varias grandes economías y otras de tamaño menor, muchas han sufrido por las menores compras. Y tanto el descanso en el nivel de actividad como las restricciones gubernamentales han influido en la caída.

Sin embargo, no todos los mercados proveedores han exportado a Argentina menos que en 2013 (por ejemplo, han crecido en 2014 las importaciones argentinas desde Arabia Saudita, Kuwait, Singapur, Nigeria, Argelia, Marruecos, Nueva Zelanda, Canadá, Cuba, Perú, Irlanda, Letonia, Lituania, Noruega, Grecia y Suecia).

Pero, a decir verdad, como se ha expuesto antes, han sido muchos más los mercados desde los que las importaciones han descendido.

 

 

          2.      Concentración en proveedores

Luego de observada la caída general, una primera reflexión que puede hacerse en relación a las importaciones es que Argentina, una vez más, en 2014 tuvo concentradas sus compras externas en unos pocos países, que explicaron la gran mayoría de lo que adquiere fuera de sus fronteras.

Así, como se observa en el cuadro, la mitad del total de importaciones proviene solo de tres países (Brasil, China y EEUU). Más aún, Brasil y China solos explican casi el 40% del total.

Luego, en solo seis países tiene origen dos tercios del total de compras argentinas desde el exterior. Y once países proveen tres cuartos del total de las importaciones.

 

País Importaciones 2014 (estimadas), en millones de dólares
Brasil 14.120
China 10.726
EEUU 8.890
Alemania 3.487
Bolivia 1.874
Italia 1.588
México 1.579
Francia 1.480
Rusia 1.418
Japón 1.296
España 1.095

         

         

           3.      Algunos casos de  países proveedores de nuestras importaciones que mostraron alzas en las ventas a Argentina

Como se ha expuesto, las importaciones han descendido desde la gran mayoría de orígenes. Pero hay excepciones.

Entre los países desde los cuales las importaciones han crecido, los casos de mayor relevancia en el alza nominal de importaciones son Estados Unidos (882 millones de dólares de crecimiento de importaciones), Nigeria (390 millones de dólares de incremento), Bolivia (129 millones de crecimiento), Singapur (73 millones de alza), Noruega (71 millones de incremento), Canadá (56 millones de alza), Argelia (55 millones de suba) y Arabia Saudita (46 millones).

Como puede observarse, en la gran mayoría de estos casos se explica el crecimiento de importaciones en el año pasado por las compras de energía, combustibles y petróleo. Entre todos estos casos antes referidos estamos ante alzas de importaciones de 1.700 millones de dólares.

La cuestión no es menor, si se entiende que una porción relevante de la explicación de la caída de las importaciones en general ha estado en las medidas impuestas por la autoridad política (Secretaría de Comercio o BCRA) para limitar compras desde el exterior. Esto es: decisiones políticas impiden flujo comercial con algunos países, y a la vez efectos de los problemas energéticos llevan al alza en otros.

Así, muchas importaciones han caído desde relevantes proveedores, y esa merma en la salida de dólares comerciales en esos casos fue parcialmente explicada en la necesidad de permitir incrementos en importaciones desde otros países (especialmente proveedores de petróleo, energía o combustible).

 

          4.      Las grandes caídas. Los afectados

Son muchos (la mayoría) los países desde los cuales las importaciones han caído.

El cuadro que se exhibe a continuación muestra la evolución de las importaciones en 2014 comparándolas con las del año inmediato anterior (2013)  en los principales mercados proveedores de Argentina.

 

País Importaciones en millones de dólares en 2013 Importaciones en millones de dólares en 2014 Variación Variación porcentual
Brasil 19.181 14.120 -5.621 -26%
China 11.312 10.726 -586 -5%
EEUU 8.008 8.890 882 11%
Alemania 3.892 3.487 -405 -10%
Bolivia 1.745 1.874 129 13%
Italia 1.665 1.588 -77 -5%
México 2.161 1.579 -582 -27%
Francia 2.072 1.480 -592 -28%
Rusia 1.720 1.418 -302 -17%
Japón 1.720 1.296 -424 -24%
España 1.371 1.095 -276 -20%

    

Como se ve, la variación negativa más relevante es la que se ha producido en Brasil. Siendo el principal socio de Argentina, integrante del Mercosur (que prevé a través de sus normas que no puede restringirse el comercio intrazona), Brasil es, paradójicamente, quien más afectado se ha visto por la caída en las importaciones.

Resulta notable observar que la caída de importaciones (medida en dólares) desde Brasil equivale al 84% del total de la caída de las importaciones de Argentina en el año. Además, Brasil, México y Francia son los únicos casos con disminuciones porcentuales mayores al 25%.

Por lo demás, Brasil ha pasado a representar el 21,6 del total de importaciones (en 2014), mientras en 2013 representó el 26% del total (una caída que expresa que ha perdido relevante participación en el total de compras argentinas mientras China ha crecido desde 15,3% a 16,4% en la participación en el total)

La afectación al Mercosur, único bloque al que Argentina pertenece, es indudable. La caída de importaciones desde  Brasil en 2014 fue mayor que la caída de importaciones desde toda Europa o desde toda Asia.

Por lo demás, resulta de interés constatar que, de los citados principales proveedores de Argentina, solo han subido las importaciones desde Bolivia y desde EEUU. En los demás casos, se observan caídas en todos.

La concentración de importaciones en tres mercados de origen (la mitad del total proviene de Brasil, China y EEUU), a la vez, muestra que no pocos de estos otros países que están en la lista que explica tres cuartos del total de exportaciones de Argentina proveen bienes por un monto menor al importa de toda la caída de las importaciones desde Brasil. O sea; la caída de las importaciones desde Brasil en 2014 es mayor que la suma de todo lo que se importa desde Alemania, mientras equivale a tres veces lo que se importa desde Italia, o alrededor de cinco veces lo que se importa desde  España.

Por ende, la reducción de importaciones no puede sino generar efectos en la vinculación bilateral de Argentina con Brasil.

 

          5.      La composición de las importaciones en general

La caída de las importaciones no solo importa modificaciones en las relaciones de importadores argentino con proveedores del resto del mundo. También implica cambios en su composición.

No todos los productos importados caen del mismo modo. Así, según se observa en el cuadro posterior, ha rubros más afectados que otros.

 

IMPORTACIONES DE LOS PRINCIPALES RUBROS

 

Año Importaciones   de bienes de capital Importaciones de bienes intermedios Importaciones   de combustibles y lubricantes Importaciones   de piezas y accesorios para bienes de capital Importaciones   de bienes de consumo Importaciones   de vehículos
2011 13.969 21.793 9.413 14.916 8.039 5.592
2012 11.809 19.993 9267 14.480 7.291 5.384
2013 11.133 18.077 10.795 14.913 6.909 6.489
2014 12.493 18.588 10.948 12.528 6.568 3.577

 

 

Según se observa en el cuadro, la caída de importaciones desde 2013 ha afectado especialmente a los vehículos y los bienes de consumo. Pero si se analiza una serie más larga y se compara con las importaciones del primer año de la década (2011), año a partir del cual la economía se desacelera y, además, recrudecen las tabas a las importaciones, se descubre que la economía argentina está haciendo crecer importaciones de combustibles y lubricantes, y haciendo caer todos los demás rubros, afectando con los límites a las importaciones el nivel de actividad.

Dentro de estas caídas, la más significativa comparando la serie más larga es la de bienes intermedios (que reportaron en 2014 unos 3.200 millones de dólares menos que en 2011), seguida de las de piezas y partes (generaron en 2014 unos 2.400 millones de dólares menos que en 2011); mientras que le siguen en relevancia las de automóviles (unos 2.000 millones de dólares menos en 2014 que en 2011),  las de bienes de capital (unos 1.500 millones de dólares menos en 2014 comparándolo con 2011) y las de bienes de consumo (unos 1.400 millones menos en 2014 que en 2011).

Por ende, puede decirse que en verdad si se suman los bienes intermedios (insumos), piezas y partes (amado o reposición) y bienes de capital (inversión), la actividad económica está trabajando en 2014 con recursos menores en unos 7.100 millones de dólares menos que en 2011. Se trata de una crucial afectación de la capacidad de producción argentina.

 

 

 

 

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

*