EL MERCOSUR Y SUS NEGOCIOS INTERNACIONALES

02/06/2014 por

EL MERCOSUR Y SUS NEGOCIOS INTERNACIONALES

 

 

1)     El comercio, sin mayor fortaleza

El Mercosur ha mostrado en los últimos años cierta fatiga en la generación de negocios

En los últimos dos años puede constatarse eso.

De acuerdo a diversas estimaciones oficiales, las exportaciones latinoamericanas crecieron en 2012 en general un 1,5% (Latinoamérica exportó 1.057.244.000.000 dólares) y dentro de la región, mientras la Comunidad Andina creció en sus exportaciones el 5,1% y el Mercado Común Centroamericano un 5,5%, el Mercosur es la subregión que decreció: -2,2%. Esto marca claramente una mejor performance del eje de países del Pacífico (crecen las exportaciones en México, Venezuela, Centroamérica., Bolivia, Ecuador y Perú) y una peor performance de Argentina y Brasil, Paraguay y hasta Chile, país del Pacífico pero vinculado parcialmente al Mercosur.

Es notable que las exportaciones del MERCOSUR cayeron en 2012 a todas las regiones del mundo (-7% dentro de la propia subregión; -4,7% a EEUU y Canadá; -1 al resto de América Latina; -2,3% a Asia y -9,4% a Europa). Mientras, las exportaciones de la Comunidad Andina crecieron a todas las regiones del mundo a excepción de Europa (crecieron dentro de su subregión, al Mercosur, a EEUU y Canadá, a Asia y al resto de Latinoamérica), y las del Mercado Común Centroamericano crecieron a todas las regiones del mundo excepto a Asia.

En 2012 Brasil exportó 244.234 millones de dólares, Argentina 81.200 millones de dólares, Uruguay 8.961 millones de dólares y Paraguay 4.844 millones de dólares. Así, el Mercosur tradicional exportó 339.239 millones de dólares. Si se le agrega Venezuela, éste país exportó 99.118 millones de dólares adicionales.

Y entrando ya en el último año, 2013,se constata que las exportaciones totales del Mercosur también descendieron, esta vez un 1%. En este caso las ventas intramercosur crecieron en comparación con 2013 un 5.9%, llegando a US$61.700 millones de dólares. Pero, a decir verdad, siguen más bajas que en 2011, cuando alcanzaron el récord de 63.800 millones de dólares.

Los envíos al MERCOSUR desde Argentina, Brasil y Paraguay crecieron en relación a 2012, se mantuvieron estables en Uruguay y cayeron fuertemente en Venezuela. Pero, como quedó dicho, los noveles alcanzados en 2011 no fueron repetidos.

Los mercados de extrazona absorben en torno a 85% de las ventas totales del MERCOSUR. Esto marca la escasa relevancia del comercio intrazona (uno de los propósitos del bloque). Los productos primarios y las manufacturas basadas en recursos naturales representan más de 70% del total vendido a extrazona. Asia es el principal socio comercial extra-regional y China se ha consolidado como destino de las exportaciones de recursos naturales y proveedor de manufacturas.

El MERCOSUR como destino de las ventas es muy significativo para Paraguay (49,6%) y Uruguay (31,6%), seguidos por Argentina (25%), en tanto que tiene un peso relativo inferior para Brasil (11,5%). Para Venezuela, en cambio, es un destino poco relevante.

 

 

2)     La inversión extranjera, sin dinamismo

Según el Global Investments Trends Monitor, UNCTAD), la inversión extranjera directa (IED) en todos los países del mundo creció 11%, llegando a niveles anteriores a la crisis internacional de los últimos años. La IED alcanzó, según UNCTAD, 1,46 trillons de dólares (en la nomenclatura internacional, los trillons de dólares equivalen a billones de dólares en la usanza doméstica argentina, por lo que para nuestra contabilidad esa cifra sería de 1,46 billones de dólares).

La IED, así, llegó a niveles pre-crisis (promedio IED pre crisis -2005/2007): 2,49 billons.Desde 2009 a 2013, es el 2do mayor nivel (el mejor fue en 2011: 1,69 billones. En 2009, 2010, y 2012, fue menor a 2013). En los últimos 10 años, el mayor nivel fue en 2007: 2 triillons

Algo a destacar es que la IED hacia los emergentes creció en 2013 y representó el 52% del total mundial, llegando a 759 billons de dólares (en la nomenclatura argentina esta cifra representa 759.000 millones de dólares).Una cifra de 126 billons (126.000 millones para los números argentinos) se dirigió  a lo que se denominan las economías en transición. En este conjunto se destacó la Federación Rusa (recibió 94 billons de dólares -o 94.000 millones en la numeración argentina-), que por primera vez en la historia fue el tercer principal receptor de IED en el mundo.

Entre las economías emergentes de destacó el monto dirigido a Asia Emergente (que recibió 406 billons de dólares). Hacia Latinoamérica y el Caribe se dirigieron 294 billons de dólares –siempre usando el modo de computar cifras  de los organismos internacionales-. Y especialmente a Sudamérica se dirigieron 134 billons de dólares (134.000 millones para nuestras cifras). La IED en Sudamérica decreció 6,8%, mientras en Centroamérica la IED creció 92%. Por su parte, el Sudeste asiático recibió 116 billones de dólares y el este asiático, 219 billones.

Pero lo relevante a efectos de este trabajo es que el MERCOSUR, con 83 billons de dólares (83.000 millones según las cifras argentinas) fue una región de escasa participación global. Recibió menos que en 2011 y en 2012 (85 billones, o 85.000 millones en ambos períodos). La IED al MERCOSUR cayó -2,3%. Esto representó apenas el 6% del total mundial, cifra inferior a otros conjuntos de países como el NAFTA, la ASEAN, o los BRICS.

La IED hacia el Mercosur declinó en su performance en 2013 según la UNCTAD (-2,3%). La IED a Brasil siguió siendo relevante aunque los montos fueron 3,9% más bajos que en 2012. La IED hacia Argentina descendió 13%, aún pese a que se computó como recepción de IED la forzada reinversión de utilidades de empresas que, no recibiendo autorización para enviar utilidades al exterior, debieron reinvertir. Las cifras preliminares exhiben unos 10.400 millones de dólares, aunque el 70% de esa cifra se referiría a la citada reinversión forzada de utilidades de empresas extranjeras operando en el país.

 

 

3)     Las relaciones argentinas con sus socios.

BRASIL ES  UN GRAN PERJUDICADO  POR LA CAIDA DE LAS  IMPORTACIONES ARGENTINAS

Las importaciones han venido siendo restringidas por diversos instrumentos por parte del gobierno argentino en los últimos años. Hace un tiempo, a través de licencias no automáticas, luego por medio de requisitos de exportar para permitir importar, posteriormente (aún ahora) por las llamadas DJAIs (que en cierto momento se superponían adicionalmente a las denominadas “notas de pedido”), y actualmente por medio de dificultades y diferimientos en el acceso a dólares por parte del BCRA para abonar las compras en el exterior. Todos son diversos medios que la administración ha puesto en marcha para limitar importaciones.

En los primeros cuatro meses de 2014 (lapso medido hasta ahora), las importaciones argentinas han descendido comparándolas con igual periodo del año pasado en parte por la retracción económica doméstica, y en buena parte por los límites antes referidos.

En el primer trimestre de 2014 –que es el plazo en el que se conocen hasta ahora los resultados midiendo compras externas país por país-, las importaciones cayeron desde 16.075 millones de dólares en 2013 a 15.796 millones de dólares (2014). Las caídas en las compras desde el exterior, si se suma el mes de abril y se computa ya el primer cuatrimestre de 2014, representan un 5 %.

Los resultados en el comercio exterior además de mostrar dificultades económicas (caída de actividad) y restricciones gubernamentales (en el caso de las importaciones pero también con limites a exportaciones), han generado controversias por un lado con ciertos analistas privados que ponen en tela de juicio los datos publicados como oficiales en la materia, y por otro lado con ciertos países que manifiestan diferencias en sus estadísticas en comparación con las estadísticas oficiales argentinas.

Desde hace un tiempo, Brasil, siendo paradójicamente principal socio comercial argentino (destino de exportaciones y origen de importaciones), socio estratégico en el Mercosur y principal economía regional, ha sido el más afectado por las caídas en las importaciones argentinas.

En 2012, año en el que comienzan a aplicarse de modo más intenso los límites a las importaciones de bienes, Brasil fue el país más afectado por esas restricciones. Las importaciones totales argentinas en 2012 se redujeron en 5.422 millones de dólares en relación a 2011. Se trató de una caída del 7,91% (la mayor caída en la región). Debe advertirse que las importaciones desde Brasil alcanzaron en 2012 los 17.908 millones de dólares, mientras en 2011 habían ascendido a 21.798 millones de dólares: se trató de un descenso de 3.890 millones de dólares (un descenso del 17,84%, promedio muy superior al general). Esto implicó que el descenso de las importaciones desde Brasil equivalió al 71,74% del total de la caída de las importaciones argentinas desde todos los orígenes.

Por su parte, en 2013, las importaciones argentinas en general fueron de 73.655 millones de dólares (habían sido de 68.513 millones en 2012) y las importaciones desde Brasil en 2013 fueron de 19.161 millones de dólares (frente a 17.907 millones del año anterior). Esto implica que las compras desde Brasil se recuperaron solo parcialmente frente a la gran caída de 2012: crecieron 7%. Esto es: las importaciones desde Brasil en 2013 fueron aún más bajas que las de 2011 (- 1.891 millones de dólares, lo que implica aun una cifra 8,6% más baja que la de dos años antes).

 

LAS RELACIONES ARGENTINO URUGUAYAS y ARGENTINO PARAGUAYAS TAMBIEN MUESTRAN POCO DINAMISMO. EL COMERCIO CON VENEZUELA CRECE

Hay que decir a priori que, lógicamente por la diferencia de dimensión, hay aspectos de la relación bilateral de nuestro país con Uruguay y con Paraguay que favorecen a Argentina.

Las exportaciones argentinas a Uruguay crecieron entre 2010 y 2011 un 30% -de 1.601 millones de dólares a 2.085 millones de dólares-. En 2012, las exportaciones argentinas a Uruguay llegaron a 1.982 millones de dólares.En 2013 las exportaciones argentinas a Uruguay repitieron resultados y  llegaron a 1.921 millones de dólares.

En el primer trimestre de 2014, las exportaciones argentinas a Uruguay llegan a 417 millones de dólares caen (19,7%),por que cayeron 60% en Productos primarios; subiendo 25% en Manufacturas de origen agropecuario (MOA) y cayendo 25% en Manufacturas  industriales, Mientras, las importaciones desde Uruguay que fueron de 500 millones de dólares en el año 2013, caen 15,5% en el primer trimestre de 2014 generando 101 millones de dólares: vehículos caen 80%, piezas caen 20%, bienes de consumo caen 20%, bienes intermedios caen 12%, crece fuertemente la importación de energía (530%) y crece la importación de bienes de capital (35%).

Las exportaciones argentinas a Uruguay están basadas principalmente en productos químicos (455 millones de dólares), automotores (228 millones), alimentos elaborados (271 millones), minerales (248 millones) y plástico y caucho (149 millones).

Mientras, en la relación argentino paraguaya se muestran en 2013 exportaciones argentinas por 1.392 millones de dólares (principalmente explicadas por productos industriales, que generaron 800 millones de dólares), y lasimportacionesargentinas desde Paraguay en 2013 llegaron a 528 millones, con la principal participación de combustiblesy lubricantes 340 millones de dólares).

En el primer trimestre de 2014, las importaciones desde Paraguay también descienden 14,5% (a 110 millones de dólares), estando esto explicado por las caídas en piezas para bienes de capital (caen 65%) y en bienes de consumo (caen 54%)

En relación al comercio con Venezuela (el año pasado se convirtió en el 5to principal destino de las exportaciones Argentinas), miembro incorporado últimamente al Mercosur aunque es un país con el que el proceso e integración se viene produciendo gradualmente, las exportaciones argentinas en 2013 crecieron y llegaron a 2.342 millones y en el primer trimestre de 2014 también crecen llegando a 484 millones (fueron 478 millones en igual periodo de 2013). Las exportaciones argentinas a Venezuela fueron en 2010, de 1.423 millones de dólares, en 2011 crecieron a 1.869 millones de dólares, en 2012 se elevaron a 2.225 millones.En el recientemente finalizado 2013, como se señaló, crecieron hasta 2.342 millones.

El crecimiento de las exportaciones argentinas a Venezuela ha sido enorme en diez años. En 2003, la Argentina exportó a Venezuela 139 millones de dólares. Esto implica que las ventas argentinas hacia Venezuela se elevaron entre 2003 y 2013 en unos 2.150 millones, lo que es lo mismo que decir que el alza en las ventas al país que fue presidido por Chávez fue en ese período de 1.540%. O sea que las exportaciones a Venezuela crecieron 14 veces en el período. Las importaciones directas desde Venezuela son mínimas (menos de 60 millones de dólares)

 

CONSIDERACIÓN FINAL

El comercio argentino con el Mercosur es altamente gravitante para Argentina, e influyen en el las circunstancias en las que los miembros se encuentran,

En la última medición anual, las exportaciones al Mercosur (incluido Venezuela) representaron el 28% del total y también las importaciones estuvieron explicadas en un 28% por envíos desde países del Mercosur

 

 

 

Desarrollo de negocios Internacionales (DNI)

 

 

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*