La Argentina, con pocas multinacionales

03/08/2016 por

Informe “DNI” Nro. 149

Julio 2016

 

Argentina tiene menos multinacionales de origen local (entre las principales 100) que Brasil, México Chile y Colombia.

Las empresas argentinas invierten en su internacionalización menos del 10% de lo que invierten las de Chile, Brasil o México; y menos de un tercio que las colombianas.

En 2015 lo hicieron en solo 2,5% del total de Latinoamérica y el Caribe

 

EXISTEN MUY POCAS MULTINACIONALES ARGENTINAS, Y ELLO GENERA UNA DIFICULTAD ESTRUCTURAL PARA LA INSERCION ECONOMICA INTERNACIONAL

 

 

Introducción:

La complejidad de los negocios internacionales hace que las economías nacionales que pretendan insertarse internacionalmente no dependan ya solo de comercio de bienes (exportación o importación) sino que avancen en el comercio de servicios y en inversión extranjera, que a la vez es emisiva y/o receptiva.

Por ende, son más internacionales las economías que además de comerciar tienen empresas que se internacionalizan. Inversión, alianzas, relaciones sistémicas entre empresas más allá de sus fronteras y posterior comercio, son mecanismos de internacionalización muy actuales.

Cuando se logra ello, se permite a los países 6 grandes logros: mejora en la calidad de su producción (por la competencia internacional), mayor inversión, creación de más calificados empleos, mejor flujo de divisas, mayor recaudación tributaria (por la mayor actividad) y un encadenamiento en  proveedores y clientes que genera beneficios a la encomia en su conjunto.

Esto requiere, por ello, no solo mas comercio sino también más inversión. Y en particular empresas que inviertan en el exterior.

Esto es, un medio de mejorar la competitividad internacional es la creación de empresas multinacionales de origen local. En nuestra región se las conoce como “multilatinas”. Son multinacionales (empresas que han instalado sedes, plantas, puntos de operación o generado asociaciones productivas) en el exterior y que encadenan, más allá de las fronteras, sus actividades.

 

 

La Argentina es un débil eslabón en las cadenas globales de valor

Una vía de lograr la inserción internacional productiva se obtiene a través de la inserción en cadenas de valor.

En el caso de las empresas argentinas esa inserción es baja. Esa es una de las razones que explican los pobres resultados de la evolución exportadora argentina en el último decenio.

Sostiene la UNCTAD en uno de sus Informes sobre Comercio y Desarrollo que las cadenas de valor administradas de diversas maneras por las empresas transnacionales, que son las que dominan el comercio, ya representan el 80 por ciento del intercambio mundial anual de bienes y servicios. Expresa el citado organismo de la ONU; explicando que el comercio ya es sistémico, integrado, y no una sucesión de operaciones aisladas; que existen cada vez más complicadas redes de inversión y comercio (vinculadas), por las cuales materias primas extraídas en un país pueden ser exportadas a un segundo país para su procesamiento, luego exportadas otra vez a una planta de fabricación en un tercer país y finalmente exportadas a un cuarto país para consumo final. Esto logra que un 28 por ciento de las exportaciones brutas mundiales consisten en valor agregado que importan países que después los incorporan a productos o servicios que luego exportan (casi 5 billones de dólares), de manera que una parte importante de las redes internacionales de producción de las empresas transnacionales se orienta hacia la provisión de insumos de servicios -lo que impulsa el 60 % de IED en el mundo-, y que esto demuestra la vinculación entre inversión extranjera, integración en alianzas y posterior comercio.

Ahora bien; una manera de insertarse en esas cadenas es a través de la generación de multinacionales de origen local. Un tercio de todo el comercio mundial (ese tercio representó casi 6 billones de dólares al año pasado) se produce  a través de comercio intra-firmas de multinacionales. Y otro tercio se genera con proveedores de las multinacionales. De modo que tener multinacionales locales es un mecanismo de mayor relevancia de inserción productiva comercial.

Argentina se encuentra, como lo muestra el mapa siguiente, en el grupo de países con menor incidencia en el comercio mundial (junto -básicamente- a países africanos, de Asia central, otros –los países medios o pequeños de la región- de Latinoamérica, o de Europa oriental). Una razón de ello es la dificultad de ingreso en los modernos mecanismos de inserción económica internacional.

 aa

 

Y una causa de esto es que la Argentina, como lo exhibe el grafico siguiente (elaborado por CEPAL), es uno de los países con menor ingreso porcentual de sus productos en las cadenas globales de valor (según los gráficos siguientes, el peor entre los medidos;  y muy por debajo de países de la región; y con un ingreso en cadenas de valor de solo el 30,5% de sus exportaciones, mientras en los países emergentes en promedio el ingresos en las cadenas mundiales de valor es de 48.6% de sus exportaciones).

aa

aa

Una manifestación de esta dificultad para la inserción internacional productiva y comercial (que tiene efectos en menores exportaciones, más baja inversión generada por alianzas internacionales, más débil acceso a flujos de intercambio de conocimiento, tecnología y avances científicos aplicados y -por ende- menor calidad en la producción de bienes y servicios y en la generación de empleo) es que las empresas argentinas tiene una muy escasa presencia en el exterior de su país a través de inversiones propias en plantas productivas en el exterior, alianzas con empresas extranjeras, o asociaciones que requieren inversiones.

Esto es, la Argentina es un país que tiene muy pocas multinacionales surgidas del propio país.

Hay una muy baja cantidad de multinacionales argentinas

La existencia de empresas multinacionales consiste en que hayan empresas nacidas en un país que se han internacionalizado no ya a través de la mera exportación sino instalando plantas, centros o espacios productivo/comerciales, o sedes de sus firmas en el exterior.

La multinacionalización de las empresas genera enormes beneficios para esas empresas en el ámbito de la internacionalización productiva.

En verdad, en los más dinámicos negocios internacionales, ya no puede hablarse de “comercio exterior” sino de auténticos sistemas de inversión trasnacional, alianzas entre empresas, intercambio de conocimiento, estrategias y tácticas compartidas y comercio transfronterizo posterior. Y la mayoría de las empres argentinas mantienen el modelo de la mera exportación tradicional.

Surge del cuadro siguiente -elaborado por “DNI” en base a datos del tradicional estudio anual de la revista “América Economía” (2015)-, la escasa presencia argentina en la economía internacional a través de las multinacionales surgidas en nuestro país. Lo que en la jerga se conoce como “multilatinas”, o empresas multinacionales latinoamericanas.

Como se observara en el cuadro siguiente, la Argentina tiene apenas 5 entre las primeras 50 multilatinas, solo 3 entre las primeras 20 y solo 8 entre las primeras 100 multilatinas. Se encuentra en peor nivel que Brasil, México y Chile en todos los casos y peor que Colombia si se considera el ranking de las principales 100 y las principales 50 multilatinas.

 

País Cantidad de multilatinas entre las primeras 100 Cantidad de multilatinas entre las primeras 20 Cantidad de multilatinas entre las primeras 50
 

·         México

25 7 10
·         Brasil 32 4 13
·         Chile 18 4 12
·         Argentina 8 3 5
·         Colombia 9 1 6
·         Perú 6 1 3

 

aa

 

En verdad, la Argentina –como consecuencia de lo referido- es un país que ha generado escasa participación en las corrientes de inversión hacia el exterior en la región, según surge del cuadro siguiente elaborado por CEPAL

aa

Como se observa, Argentina invierte en internacionalización de sus empresas menos que Brasil y México (países de menor dimensión) pero también menos que Colombia y Chile. Sus empresas invierten en el exterior menos del 10% de lo que lo hacen los de Chile, México o Brasil y menos de un tercio que las colombianas.

Si se suma la inversión de todos los años desde que comenzó la década (2011/2015) Argentina invirtió en ese lapso 6.493 millones de dólares a través de empresas en el exterior, mientras Chile lo hizo en 79.388 millones de dólares, Brasil en 39.538 millones de dólares, México en 77.833 millones de dólares, y Colombia en 23.493 millones de dólares.

Concretamente, el año pasado la Argentina fue, como ocurre últimamente, un débil inversor en el exterior. Invirtió solo el 2,4% del total de lo que invirtieron en el exterior los países de la región. Ello, según muestra la información siguiente (CEPAL)

aa

Según “América Economía” las multinacionales argentinas presentes es el listado de primeras 50 son Tenaris (la 6ta), Ternium (la 8va), Arcos Dorados (la 13va) Impsa (es la 30va) y Pluspetrol (es la 46va).

Como se observa, además, las dos primeras pertenecen al mismo grupo empresarial lo que debilita aún más la presencia argentina en el ranking.

Según la fuente citada, las dos principales multinacionales latinoamericanas son mexicanas (Mexichem y Cemex), la tercera es Latam (brasileño/chilena), la cuarta es JBS (brasileña), y la quinta es la peruana Ajegroup. Luego de las primeras cinco, la 6ta es Tenaris y la séptima es Gruma (México), mientras la octava es Ternium, la novena es Avianca (Colombia) y la décima Gerdau (Brasil).

Si se consideran los rubros, se advierte que 4 de las primeras quince multilatinas son alimenticias siendo ese el principal rubro en ese grupo, lo que da espacio para que empresas en las que Argentina tiene capacidades probadas estén presentes; pero Argentina no tiene alimenticias en ese grupo, lo que agrava las falencias.

Luego, entre esas principales quince multilatinas, hay tres siderúrgicas (dos argentinas que pertenecen al mismo grupo), dos aerolíneas, y las demás se reparten entre petroquímica, cemento, entretenimientos, tecnología y comunicaciones.

Además, las primeras quince multilatinas tienen 830.342 empleados en total y, lo que es relevante, suman en sus países de origen 334.579 puestos de trabajo. La Argentina está privándose, así, de varios beneficios por no tener mayor número de empresas de este calibre.

La generación de multilatinas argentinas será, pues, relevante para avanzar en la reinserción económica en el mundo, para lograr procesos vinculativos virtuosos de inversión, alianzas y comercio y para recuperar espacios de competitividad sistémica en la producción argentina.

 

 

 


Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*