LA ARGENTINA TIENE MUY ESCASA PRESENCIA DIPLOMÁTICA EN LAS ECONOMÍAS QUE MAS CRECEN EN EL MUNDO.

09/12/2014 por

Introducción

 

Desde el punto de vista económico, es altamente probable que la crisis de 2008/2009 haya sido en el mundo el hecho que consolidó de modo estructural el cambio en el sistema económico mundial del siglo XX, comenzándose una etapa en la que se ha ido transfiriendo el mayor dinamismo en el crecimiento económico mundial hacia los países emergentes.

Especialmente a partir de la segunda década del siglo XXI, el mundo muestra economías tradiciones con bajo crecimiento y economías no tradicionales que son las que más crecen. Sin que esto implique que las economías que más crecen sean las más importantes (porque se trata en este trabajo de analizar la curva de crecimiento y no el PBI absoluto de las mismas, o sea de descubrir de modo objetivo tendencias, dinamismo, evolución y no la “foto” de la dimensión absoluta estática), de todos modos debe decirse que las economías que mayor crecimiento exhiben en estos días están mostrando la tendencia actual en el mundo: las emergentes son el motor en el escenario internacional, y la dinámica de alza en esas economías (que explica muchas nuevas tendencias en el mundo) las pondrá en la mira de los inversores, de los decisores de estrategias comerciales y de las grandes empresas globales.

Debe decirse al respecto que la dinámica del comercio global es ya diferente. La influencia de las cadenas transnacionales de abastecimiento (de conocimiento y/o de insumos), de producción básica, de producción ulterior (en etapas más avanzadas o finales) y de distribución y comercialización, ha modificado la matriz del comercio mundial. Las empresas que mayor relevancia tienen en el comercio global actúan dentro de conjuntos de referencia que tienen su lógica de actuación más allá de las fronteras de los estados en los que actúan algunos de los eslabones de sus procesos productivos y comerciales. En el nuevo escenario productivo/comercial global, en países varios, tanto desarrollados como en vías de desarrollo (emergentes), se ha dado lugar a lógicas empresariales transfronterizas en las que los parámetros de actuación son centralmente iguales más allá de si algún eslabón de sus procesos está en un país emergente (por ejemplo, la producción manufacturera en Asia), otro está en uno desarrollado (por ejemplo la generación de investigación y desarrollo en EEUU o Europa) y la fase final que incluye la comercialización o la distribución está dispersa en varios países. Podría decirse que mientras se sigue analizando a economías que son  desarrolladas o emergentes; en verdad en las economías emergentes hay actores desarrollados y en ciertos sectores de las economías desarrolladas hay actores infradesarrollados.

Ya no se trata de analizar donde están, sino de ver que los estándares de actuación se replican dentro de cadenas trasnacionales productivas y comerciales guiadas por firmas globales, y que su actuación se refiere a normas que se respetan más allá de la calidad del entorno general (“desarrollo”) de los países en los que están sus eslabones productivos.

Ahora bien: una manera de llegar a estar insertados en el nuevo mundo es organizar la prestación de servicios públicos de acceso a mercados, lo que conoce como “promoción o inserción comercial externas”. Los principales países del mundo lo llevan adelante a través de tareas de diplomacia comercial. La Cancillería en nuestro país, y especialmente las embajadas y representaciones diplomáticas en el exterior que dependen de ella, son, por lo tanto, instrumentos críticos para esos servicios que permiten a las empresas que quieren desarrollar nuevos mercados acceder  a inteligencia comercial, asistencia técnica y promoción de negocios.

Es por eso que resulta de interés analizar ahora en qué países Argentina tiene Embajadas establecidas (más allá de que algunas de ellas tienen responsabilidades concurrentes en más de un estado), y de analizar si hay coincidencia entre esos países en los que existen representaciones diplomáticas establecidas (directas) y los más dinámicos en esta nueva era.

Esto es: las Embajadas, que son la representación oficial del Estado Argentino (y cuentan en ellas con secciones económicas y comerciales que se dedican a las tareas de promoción de negocios de nuestras empresas en esos países) son (entre otros objetivos) encargadas de efectuar tareas de aproximación para mejorar la inserción comercial del país y sus empresas en esos mercados, y resultan un instrumento de extraordinario valor para mejorar la competitividad de acceso de productos y oferta argentinos en los diversos mercados.

 

 

El mapa de embajadas argentinas no se adecua a la lista de los países de mayor crecimiento mundial

 

Por lo antes expuesto, se ha considerado útil analizar que la última crisis internacional en verdad no ha sido “mundial” sino eminentemente focalizada en los países desarrollados, y luego profundizada en Europa y su zona de influencia. Y, por ende, se ha considerado como antecedente de este trabajo que otras economías han tomado dinamismo en esta época, lo que hace procedente hacer un análisis de qué economías en el mundo han crecido de mejor manera desde que estalló la crisis en 2008 y en particular en los últimos dos años -2012 y 2013-, (con información que se basa en datos del  Banco Mundial y del FMI) y comparar esa información con cuáles de esos países cuentan con una Embajada Argentina específicamente ubicada en ese estado.

De ese modo, se puede evaluar si nuestro país tiene una fuerza profesional calificada y preparada como la que el Servicio Exterior de la Nación posee, en las economías que hoy están mostrando mayor dinamismo en el mundo.

El cambio en el mundo es sustancial, y es un problema no observar que el establecimiento de las Embajadas de Argentinas en numerosos países depende aún hoy de lo que fue resuelto hace décadas, y en particular de lo que se refiere al mundo del siglo XX, se descubre que esta situación que hoy pervive está reflejando que Argentina no ha comenzado a adaptarse a lo que el nuevo mapa mundial muestra.

Está claro que la diplomacia, a través de las secciones comerciales en particular, pero por medio de sus acciones profesionales en general, resulta en el mundo hoy un instrumento de los negocios (entre otros fines posibles). Y que Argentina tiene en lo económico y comercial lo más relevante en sus vínculos con el mundo.

Es por ello que, como se señaló más arriba, resulta de interés comenzar a evaluar una recomendación relativa a tender a establecer sedes diplomáticas en países más apropiados a las realidades del dinamismo económico del Siglo XXI.

La Argentina está presente en 86 países a través de sus sedes diplomáticas varias. Aunque, claro está, en muchos países tiene más de una sede (consulados, además de Embajadas). Y a la vez, cuenta en verdad con representación oficial ante 184 destinos, pero muchos de ellos están abordados desde una sede emplazada en otro estado por concurrencia en la función de alguna de las sedes que están ubicadas en un país pero desde allí ejercen la representación diplomática en otro. Además hay sedes diplomáticas que están presentes ante organismos internacionales.

Sin poner en duda el valor de las actuales representaciones, lo que sí puede plantearse en la relevancia relativa creciente de numerosos destinos por su importancia creciente y que algunos de ellos al menos deberían ser destino de Embajadas, Centros de promoción comercial, o alguna sede oficial, para mejorar procesos de negociación, inserción o promoción comercial como otros países (Brasil por ejemplo) lo están haciendo.

A efectos de efectuar este trabajo, se han evaluado las 30 economías que más han crecido en el mundo en 2012 y 2013 y se las ha analizado en función de si hay en ellas una sede diplomática directamente establecida, de modo de aprovechar ese dinamismo y agilizar desde allí procesos de mejora en la negociación o promoción comercial.

Ahora bien, si se vincula esta información con la que refleja dónde Argentina tiene sedes diplomáticas se descubre lo siguiente:

 

País Existencia de Representación Diplomática Argentina establecida en el país
Sierra Leona No
Níger No
Mongolia No
Iraq No
Timor Oriental No
Bután No
Liberia No
Panamá Embajada
Laos No
Ghana No
Costa de Marfil No
Turkmenistán No
China Embajada
Ruanda No
Papúa Nueva Guinea No
Eritrea No
Mozambique Embajada
Islas Salomón No
Uzbequistán No
El Chad No
R. D. de Congo No
Nigeria Embajada
Etiopía Embajada
Burkina Fasso No
Angola Embajada
Turquestán No
Sri Lanka No
Georgia No
Tanzania No
Zambia No

 

 

Un fenómeno similar: Argentina también exporta poco a los principales importadores del mundo

 

Más allá de lo antes expuesto, resulta a la vez destacar un dato relevante (adicional pero vinculado), que consiste en que la Argentina no está generando exportaciones importantes a países abiertos y grandes importadores (en general).

La suma de las importaciones mundiales (de todos los países del mundo) es 18,3 millones de dólares en el año.

Entre quienes más productos importan en el mundo se encuentran mercados que tienen relevancia para Argentina, como la Unión Europea, Los Estados Unidos y China.

Se trata, en estos casos, en realidad, de las economías más grandes del mundo, con las que, lógicamente, Argentina tiene una relación de varios años.

Pero, a la vez, debe decirse que hay un conjunto de países emergentes, con creciente dinamismo en los últimos años, que han ganado relevancia en el mundo en la materia de comercio exterior -y que importan enormes sumas de dinero y grandes cantidades de bienes- y que Argentina no parece estar aprovechando.

En el cuadro que se muestra más abajo, a continuación en este trabajo, se exhibe la lista de los más relevantes importadores del mundo, incluyendo en la información el porcentaje de participación de cada uno de ellos en el total de importaciones mundiales.

A la vez, también se exhibe en un cuadro siguiente el monto que las empresas exportadoras que operan en Argentina en su conjunto exportan a cada uno de ellos (en 2013 –último total anual- y en el primer semestre del corriente 2014) y -adicionalmente y a los efectos de obtener una relevante comparación- se muestra la participación de cada uno de esos grandes importadores mundiales en el total de exportaciones argentina.

Los grandes importadores mundiales señalados en el cuadro están reflejados por sus compras desde el exterior, y son aquellos que importan (individualmente) al menos el 1% del total de importaciones mundiales.

Se trata de 21 mercados en todo el mundo. Es un conjunto que abarca desde enormes importadores que generan cifras porcentuales de dos dígitos del total, hasta los que al menos implican el 1% de las importaciones globales.

 

 

 

 

País/Región

% del total importado en el mundo

Exportaciones argentinas en 2013 a ese mercado

Exportaciones argentinas en 1er semestre 2014 a ese mercado

participación porcentual en el total, en el primer semestre de 2014

  • UE (extra UE)

16,2

10.589

5.047

13,7

  • EEUU

15,6

4.528

2.150

5,8

  • China

12

5.762

2.726

7,4

  • Japón

5,9

1.462

353

0,9

  • Corea

3,6

1.047

217

0,6

  • Hong Kong

3,5

351

175

0,4

  • Canadá

3,2

1.834

848

2,3

  • India

3,2

1.149

1.141

3,1

  • Singapur

2,5

124

58

0,1

  • México

2,5

1.554

421

1,1

  • Rusia

2,2

780

384

1

  • Taiwán

1,9

402

78

0,2

  • Australia

1,7

788

377

1

  • Turquía

1,7

471

148

0,4

  • Brasil

1,6

17.440

7.637

20,7

  • Suiza

1,6

605

272

0,7

  • Tailandia

1,6

978

311

0,8

  • Emiratos Árabes

1,4

271

111

0,3

  • Malasia

1,3

1.021

453

1,2

  • Indonesia

1,2

1.576

345

0,9

  • Arabia Saudita

1

1.239

560

0,1

 

            Algo a destacar antes de continuar en la evolución de este trabajo es que el gráfico muestra (entre otras cosas) que 12 de los mercados que figuran en la lista (en total integran la lista 21 mercados) de principales importadores del mundo son asiáticos. La Unión Europea es analizada como mercado único en la medida en que se ha medido (lógicamente al efecto de este trabajo) su comercio extracomunitario

Como se anticipó, para comparar y medir la inserción de productos argentinos en esos mercados más abiertos, se exhibe a continuación la lista de principales países destino (clientes) de las  exportaciones argentinas.

 

País (destino de exportaciones)

Exportaciones argentinas en 2013

Brasil

17.681

Chile

4.006

Estados Unidos

4.390

Uruguay

1.890

Venezuela

2.343

España

1.746

Italia

1.605

Países Bajos

2.112

Alemania

2.048

China

6.234

TOTAL DE LOS PRIMEROS DIEZ MERCADOS

44.055

Canadá

1.803

Colombia

1.705

Argelia

1.690

Perú

1.632

Indonesia

1.655

 

Como se ve, de los 21 citados principales importadores del mundo exhibidos en el cuadro que se muestra más arriba, la Argentina tiene entre sus 10 principales importadores en el año 2013,  a sólo 5 (menos de un cuarto de los que integran la lista).

En 2013, como se evidencia en el cuadro antes expuesto, los diez principales mercados para Argentina en el mundo han sido Brasil, China, Estados Unidos, Chile, Venezuela, España, Holanda, Alemanita, Italia y Uruguay. Y si se pretende incluir los 5 que siguen a este conjunto (para obtener los 15 principales) se descubre además a Canadá, Colombia, Argelia, Perú e Indonesia.

Se destaca además que hay una relevante diferencia entre la significativa participación en el comercio internacional de los países referidos en el primer cuadro (los principales importadores) y la participación de los mismos en las exportaciones argentinas. De estos países -que representan al menos el 1% de las importaciones mundiales (los más importadores del mundo)- sólo uno (Brasil, el que en realidad tiene una relevancia para Argentina explicada por la vecindad y por el Mercosur) genera para Argentina ventas externas de nuestro país por un porcentaje igual o mayor que lo que representa ese país (Brasil) a nivel mundial. Los demás 20 (todos) generan para Argentina exportaciones (importaciones de ellos desde Argentina) por un porcentaje menor que el que generan a nivel mundial.

Algunas diferencias entre la dimensión comercial de esos mercados y los negocios argentinos son muy grandes. Muchos de estos principales importadores del mundo, además, compran apenas menos de 1.000 millones de dólares por año a Argentina. Estos son los casos de Hong Kong –siendo uno de los grandes importadores mundiales apenas importó desde Argentina 351 millones de dólares en 2013-, Singapur –recibió productos argentinos por solo 124 millones de dólares en 2013-, Taiwán -402 millones de dólares en 2013-, Australia -788 millones de dólares en 2013-, Tailandia -978 millones de dólares en 2013-, Emiratos Árabes –apenas 271 millones de dólares en 2013- Turquía -471 millones en 2013- o Rusia -780 millones en 2013-. En 13 de los 21 mercados referidos Argentina exporta (a esos mercados) un monto que representa en las exportaciones argentinas una cifra que no supera la mitad del porcentaje que esos mercados representan como importadores mundiales. En 10 casos Argentina no llega a exportar a esos mercados una cifra que equivalga al 1% de total de las ventas de nuestro país en el reciente semestre.

Otros importan por más de 1.000 millones pero igual lo hacen por cifras muy menores en relación a su relevancia comercial internacional. Tal los casos de Japón, Corea, Malasia, México o la India.

 

Conclusión

Por lo antes referido (y más allá de lo expuesto como agregado al tema inicial en el punto anterior), la Argentina debe redefinir el modo de observar el mundo. Debe reconfigurar su estrategia de aprovechamiento de oportunidades.

Como una vía para hacerlo será útil, como se expone en la parte sustancial de este trabajo, es ahora útil recomendar para los próximos años iniciar una revisión sobre las sedes diplomáticas. Más allá de que no todos los países expuestos en el listado representan un valor en dimensiones que acredite un mérito suficiente para tener una Embajada (algunos son países pequeños y no deberían ser destino de sede diplomática, aunque ciertos de esos pequeños sí representan oportunidades en materia de servicios, distribución, influencia, etc.), sí hay países como Ghana, Turkmenistán, Uzbequistám, Turquestán, Sri Lanka o Georgia parecen interesantes mercados. Pero más allá de ello, este trabajo pretende reflejar que las sedes diplomáticas argentinas responden a un mundo propio de siglo XX y requiere cierta revisión y hay no pocos de los que están en esta lista que no son tradicionales destinos de negocios, que no tienen historia vincular con Argentina, pero generan en este nuevo tiempo oportunidades a futuro.

 

 

 

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*