La Crisis en Brasil y su impacto comercial en Argentina

24/05/2017 por

Informe DNI N°165

Mayo 2017

 

 

 

LA CRISIS EN BRASIL YA AFECTABA A LA ARGENTINA Y LA PROFUNDIZACIÓN DE LA CRISIS LA AFECTA AÚN MÁS

 

Las exportaciones industriales, las principales impactadas.

 

1.Introducción

La crisis política desatada la última semana en Brasil sucede en verdad a capítulos anteriores de un proceso de degradación en la normalidad política de corto plazo que el gran país de Sudamérica padece.

Desde el proceso que llevó a la salida de la Presidencia de Dilma Russeff, pasando por la sucesión de denuncias de corrupción que involucran a dirigentes políticos del oficialismo actual y también de la oposición, y del ámbito federal (nacional) y estadual, además de a empresarios; y hasta el impacto en la situación de dirigentes de otros ámbitos (no políticos), la crisis ha venido agravándose desde hace tiempo.

Entre otros factores, esta situación ha llevado a la economía de Brasil a padecer dos años consecutivos de alto decrecimiento (entre -3,5% y -4% en 2015 y 2016).

Ahora, mientras se preveía una muy leve recuperación para 2017 (0,5%) la crisis actual afecta la estabilidad del gobierno del Presidente M. Temer, pero a la vez pone a todo un sistema político en una situación de debilidad inusitada (lo que por otro lado parece dar a las instituciones mayor fortaleza al enfrentar la situación), lo que afecta las perspectivas de sucesión en el liderazgo del proceso político, y seguramente impedirá tal recuperación económica.

Para Argentina esto es serio porque nuestro país tiene en Brasil su principal mercado de exportaciones. Argentina exportó en 2016 a Brasil 9.027 millones de dólares, y ese (principal) mercado fue seguido en relevancia por China (segundo mayor mercado en el mundo para Argentina), que compró a Argentina 4.425 millones de dólares y por EEUU (tercero), al cual se enviaron exportaciones por 4.420 millones de dólares.

Pero además Argentina comparte con su vecino la pertenencia al Mercosur.

Todo ello pone a Argentina ante una posible afección como consecuencia de la crisis en su socio por la vía del comercio internacional, pero a la vez ante la posibilidad de un comportamiento más precautorio de posibles inversores de terceros países (financieros o en la economía real) por un entorno regional más complejo.

 

 

2.Las previsiones inminentes

Las posibilidades de prolongación de la crisis, fundadas en que no aparece una figura con capacidad de generación de legitimidad para formación de un gobierno de transición hasta que se llegue a la fecha de octubre de 2018 (la prevista para las  elecciones generales), que pueda gobernar, y a la vez avanzar con reformas que el gobierno del Presidente M. Temer viene llevando adelante; sumado a que la causa de la debilidad es el profundo descredito de todo un sistema atacado por las investigaciones de corrupción que auguran noticias emergentes que provoquen conmociones mayores; y a que a la vez los partidos políticos aún no han preparado grandes figuras de recambio(ni han aparecido partidos nuevos con la fortaleza necesaria aún) ante la situación critica de todo un sistema y a la aún preliminar emergencia de figuras “extra-sistema”; y a la inexorable necesidad del cumplimiento de pasos procesales varios para instaurar un camino de normalización plena; todo hace prever que esta situación que afecta a la economía brasileña e impacta en Argentina no consistirá una situación de solo pocos días.

Lo más probable en el plano económico, pues, es que un encarecimiento del valor del dólar, una eventual suba de la tasa de interés, un nuevo enfriamiento de la economía, un posible recrudecimiento de la crisis social, la reducción de la demanda local, un diferimiento de decisiones varias de los actores económicos, una mayor dificultad para logar armonía política básica y una reversión de los flujos de capital, en plena volatilidad por un escenario de alta incertidumbre y aleatoriedad, sean todas consecuencias inmediatas de la actual situación en el mayor país de Sudamérica.

 

 

 

3.Brasil y su relevancia internacional

Brasil es (según el FMI), aún con la caída de su PBI en los últimos años, la 8va economía del mundo y la única de Latinoamérica en el lote de los “top ten”.

Las mayores econmías del mundo son:

Dibujo 1

 

 

Además Brasil es un país que (pese a no ser comercialmente abierto) es de alta internacionalidad, en la medida en que es la sede de la principal porción de multinacionales latinoamericanas (que operan en diversos países de la región).

Brasil ha invertido en el exterior a través de sus empresas, desde que se inició la década, unos 85.000 millones de dólares.

Dibujo 2

Esto se vincula con la condición de gran receptor de inversión extranjera  directa de Brasil.

 Puntualmente es cierto que el flujo de IED hacia Latinoamerica descendió 19% (UNCTAD) en 2016.

 Dibujo 3

Pero Brasil fue el único país latinoamericano (pese a su crisis) que (como ocurre desde hace algún tiempo ya) figura en el selecto grupo de 10 principales receptores de IED en el mundo.

En 2016 fue (segun UNCTAD) el 5to principal receptor de IED; si se considera a China y Hong Kong como único mercado; o el 6to si se separan esos dos mercados; y ha perdido apenas una posición en esa lista (había sido el 5to o el 4to según como se considere China en 2015).

De todos modos, el flujo de ingreso de IED en Brasil ha descendido desde unos 65 mil millones de dólares en 2015 a unos 50 mil millones en 2016.

Una reversión de este flujo afecta el tipo de cambio, probablemente la tasa de inflación y la tasa de interés.

Y, ya ingresando en la consideración del posible impacto en nuestro país -de lo que se expone más abajo-, por ende afecta la competitividad de las exportaciones argentinas en el ingreso a Brasil.

Brasil llego a ser la 6ta principal economía del mundo hace tres años (hoy es la 8va) hasta que ingreso en su crisis política social y económica de estos años.

Llego a ser “investiment grade”.

Y a ser el 10mo mercado consumidor del mundo, el mayor productor mundial de aviones jet regionales y cuarto productor mundial de aeronaves comerciales; el mayor productor mundial de café, naranja y guaraná, el mayor productor mundial de caña de azúcar (al lado de la India) el mayor productor mundial de celulosa de eucalipto; el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo y el cuarto mayor exportador de porcinos; el mayor exportador mundial de azúcar y jugo de naranja; el mayor exportador mundial y el segundo mayor productor de etanol; y el segundo exportador mundial del llamado complejo soja (grano, harina y aceite).

Y a ser el segundo productor mundial de hierro; el segundo productor mundial de alimentos orgánicos; el tercer productor mundial de gaseosas; el tercer mercado consumidor mundial de cosméticos; el tercer productor mundial de calzados; el tercer mayor productor de bauxita; el tercer mayor productor mundial de frutas y el tercer mayor productor de alimentos transgénicos del mundo.

Y, como se exhibe en el cuadro que se muestra a continuación (fuente OMC) Brasil se encuentra (aún en plena crisis, en 2016) entre los 20 principales exportadores e importadores del mundo.

 

Dibujo 4

 

 

 

4.La relación con Argentina. El impacto de la crisis

 

El comercio argentino con Brasil se expandió fuertemente, ya a partir de la entrada en vigencia del Mercosur. Y desde ese momento creció sostenidamente, llegando a ser Brasil es el principal mercado para las exportaciones Argentinas y un principal origen de las importaciones de nuestro país.

 

Período Exportaciones totales argentinas (en millones de dólares) Exportaciones a Brasil en millones de dólares Participación porcentual de Brasil en las exportaciones argentinas Importaciones totales argentinas (en millones de dólares) Importaciones desde Brasil en millones de dólares
Año 1980 8.021 765 9,53 10.541 1.072
Año 1985 8.396 496 5,58 3.814 612
Año 1990 12.354 1.423 11,51 4.079 718
Año 1995 21.162 5.484 25,91 20.122 4.174
Año 2000 26.409 6.991 26,47 25.243 6.478
Año 2005 40.352 6.333 15,69 28.689 10.293
Año 2010 68.134 14.420 21,16 56.501 17.658
Año 2011 83.950 17.344 20,65 73.936 21.798
Año 2012 80.927 16.494 20,38 68.507 17.907
Año 2013 81.660 17.440 21,35 73.655 19.161
Año 2014 68.336 13..881 20,31 65.229 14.293
Año 2015 56.752 10.082 17,76 59.787 13.099
Año 2016 57.737 9.034 15,64 55.609 13.674

 

Pero últimamente en particular, como consecuencia de las desventuras de la economía brasileña, las exportaciones argentinas están en descenso hacia Brasil.

En particular, la crisis social, económica y política reciente en Brasil ha generado que mientras las exportaciones de Argentina a todo el mundo (desde 2014) cayeron 10.599 millones de dólares, las exportaciones a Brasil en ese periodo descendieron en 4.847 millones de dólares, lo que implica que solo Brasil explico el 45% de la caída de las exportaciones argentinas desde que se inició lo peor de la crisis en Brasil.

 Las exportaciones argentinas a Brasil han descendido 48% desde el record alcanzado en 2013, justo poco antes de que comenzara la crisis. Y ese descenso ha arrastrado hacia a abajo las exportaciones argentinas totales.

 Dibujo 5

 

Y además y conforme muestra en un cuadro de más abajo del INDEC, las exportaciones a Brasil están fuertemente explicadas por bienes industriales (a diferencia del que ocurre con todos los demás principales mercados para las exportaciones argentinas, en los que los bienes de origen agropecuario son la enorme mayoría).

Puntualmente puede decirse que mientras los principales mercados para los pellets de soja (principal exportación argentina a todo el mundo) son Vietnam, Indonesia y España; y los principales mercados para el maíz en grano son Vietnam, Egipto y Argelia; y para el aceite de soja son India, Egipto y Bangladesh; y para los porotos de soja China y Egipto; o para el pescado son España, China e Italia; ocurre que para las exportaciones industriales y en especial las de automotores el mercado de relevancia excluyente es Brasil.

Las exportaciones totales (a todo el mundo) argentinas cayeron desde el máximo record de 2011 la cifra de 26.213 millones de dólares. Las exportaciones a Brasil descendieron desde 2011 la cifra de 9.017 millones de dólares, lo que implica que Brasil explicó casi un tercio de toda la caída de las exportaciones argentinas a todo el mundo en el periodo.

Las exportaciones totales argentinas cayeron desde 2011 31% mientras las exportaciones a Brasil cayeron 48%.

Así, la crisis en Brasil genera una afección a las exportaciones totales, además de una lesión a las exportaciones hacia nuestro principal cliente, las que adicionalmente afectan principalmente a las exportaciones industriales que no tienen mayormente mercados sustitutos de la misma relevancia.

El cuadro siguiente exhibe los resultados y la composición de las exportaciones (e importaciones) a Brasil.

 

Dibujo 6

 

Del mismo modo puede decirse que de los 17.762 millones de dólares de exportaciones de manufacturas industriales argentinas en 2016, la suma de 7.237 millones (la enrome mayoría) fueron a Mercosur.

De ellas, casi 6000 millones de dólares (5.964 millones) fueron a Brasil. Y la crisis en Brasil hizo que mientras las exportaciones de bienes agropecuarios crecieron a todo el mundo en 2016 y ello empujó al alza las exportaciones totales de bienes, por su parte las exportaciones industriales descendieron. En todo caso, y en relación a los efectos más particulares posibles, volviendo al estricto asunto del comercio bilateral, debe insistirse entonces en que las exportaciones en general (Brasil es el principal mercado) y las industriales en particular (depende de Brasil en casi 40% del total) son las más afectadas.

Es que mientras que las exportaciones de origen agropecuario tienen en varios mercados (principalmente asiáticos) sus destinos y podrían remplazar algunos por otro si es preciso hacerlo. Ya ha ocurrido (han emergido Vietnam, la India o Indonesia con el debilitamiento de China y esos cuatro mercados ya están entre los 8 principales para Argentina). Pero las industriales y en particular las autorices dependen de Brasil y no encuentran un sustituto equivalente.

Una muestra del impacto es el hecho de que ya en 2016, las exportaciones a Brasil descendieron 1.066 millones de dólares mientras las exportaciones totales argentinas crecieron 1.750 millones. Y sin computar el mal resultado en Brasil las exportaciones argentinas crecieron 5% mientras el resultado computando Brasil es de crecimiento de 1,7%.

De tal modo que un recrudecimiento de la crisis económica en Brasil producida por la mayor gravedad de la crisis política afecta seriamente la capacidad de exportaciones argentinas en general, y en particular la de las  exportaciones de origen industrial que tiene en Brasil su principal y casi excluyente mercado.

Las exportaciones de bienes industriales a Brasil en 2016 alcanzaron los 6.172 millones de dólares. Las exportaciones totales de MOA argentinas fueron en 2016 de 16.782, de tal modo que Brasil representa casi 37% del total de exportaciones industriales argentinas aún en plena crisis (llego a representar 45% hace un lustro). Puede preverse que si la crisis política se mantiene y se afecta la recuperación económica que se esperaba, entonces una vez más las exportaciones argentinas sufrirán, y especialmente las industriales (y dentro de ellas las automotrices). Los sectores más afectados serán el automotriz (material de transporte), los químicos, los plásticos y el caucho, los alimentos elaborados y las máquinas y aparatos. Mientras tanto, el trigo que compone el segundo gran grupo de exportaciones a Brasil (los productos vegetales) cambien sufriría pero su elasticidad a la baja será menor.

Como otra cara de la moneda, debe decirse, sin embargo, que la crisis en Brasil en el mediano plazo implicaría un fortalecimiento de las instituciones en ese país. El Poder Judicial aparece como asegurador de la vigencia de las instituciones y de la calidad institucional. Y que esto implicara un gran avance para Brasil. Además, que la crisis de la dirigencia que alentó decisiones que muchos actores que los mercados consideran “populistas” puede “limpiar” el escenario político y a erradicar prácticas que no favorecen decisiones de los actores económicos que son mas eficientes, producidos y propensos a actuar en mercados más apegados a la legalidad.

Pero esto deberá generar efectos valiosos solo a mediano y largo plazo. En el corto, la crisis afecta la demanda brasileña y también la de los países de la región que dependen de Brasil y pueden también demandar menos bienes a Argentina.

También debe decirse que además del efecto comercial que esto puede tener en Argentina, hay que prever posibles otros efectos (la suba en la tasa de interés para inversiones financieras de actores extranjeros en la región, el diferimiento de decisiones de inversión extranjera directa hacia la región, o la mayor cautela en general hacia la región de actores económicos).

Y que una cuestión no menor es que corresponderá a Brasil la presidencia pro tempore del Mercosur en el segundo semestre de 2017. Y parece difícil lograr que Brasil en estas condiciones asigne capital político al avance de algunos temas de agenda del bloque impulsados por Argentina en la actual presidencia como, por caso, un acuerdo parcial con la Unión Europea.

 

Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

 

 

ANEXO

Exportación por grandes rubros al Mercosur (total) y a Brasil en 2015 y 2016

 

LOS SECTORES MÁS SUJETOS A RIESGOS COMERCIALES EXTERNOS ANTE UN AGRAVAMIENTO DE LA CRISIS EN BRASIL

 

Introducción:

Según se puede constatar en la información relevada expuesta al final de este documento, los sectores que más perjuicio sufrirían en una desaceleración de la demanda brasileña agravada por la crisis política son los que más se exportan desde Argentina hacia aquel mercado.

Se exhiben a continuación los resultados de los sectores sujetos a más riesgo según las exportaciones de 2016 y la incidencia que Brasil tiene en el total de sus exportaciones (a todo el mundo).

 

1.Sector automotriz

  • Material de transporte terrestre –automotores y sus partes-

(Las exportaciones a Brasil en 2016 fueron de 3.359 millones de dólares)

Es el sector de mayores exportaciones a Brasil.

Se trata de exportaciones de plantas de las terminales internacionales que operan en ambos países y se exportan intra-firma. Existe un acuerdo binacional por el que se mantienen compensadas las exportaciones de ambos países entre sí, pero en este momento (por la crisis en Brasil) existe un alto déficit de Argentina en favor de Brasil.

La Argentina tiene alta dependencia de Brasil en esta industria. En 2016 las exportaciones totales de esa industria (a todo el mundo) fueron 5.010 millones de dólares por lo que Brasil represento 67% del total. Antes de la crisis ese porcentaje superaba el 75%. Así, dos de cada tres autos que exporta Argentina hoy van a Brasil.

Se han firmado recientemente acuerdos con Colombia y existe uno en vigencia aunque reformado (reducido) hace tres años con México en busca de nuevos mercados, pero las posibilidades de ganar mercados mayores no son claras en el corto plazo por problema de competitividad por costos.

 

 

2. Exportaciones industriales tradicionales

  • Productos químicos (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron 664 millones de dólares).

Las exportaciones totales de estos productos de Argentina (a todo el mundo) en 2016 fueron 4.088 millones. Es un sector de alta exposición en nuestro principal socio por los montos logrados en Brasil aunque también exporta a otros mercados, especialmente latinoamericanos.  Exporto a Brasil 16% del total. Su exposición a Brasil está dada en el relevante monto exportado

  • Productos de la industria plástica (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron 541 millones de dólares).

Las exportaciones totales argentinas (a todo el mundo) de esta industria fueron de 973 millones de dólares, por lo que Brasil explica nada menos que el 55% del total.

Una crisis de la industria brasileña que adquiere los plásticos argentinos como insumos industriales afecta seriamente a esta industria.

Es una industria con alta participación de pymes.

  • Máquinas y aparatos eléctricos y mecánicos (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron de 450 millones de dólares).

Exportan a Brasil más de un tercio del total: 36% del total

Esta industria exportó 1.244 millones de dólares a todo el mundo en 2016.

Los demás mercados a los que exportan son latinoamericanos que a la vez también tienen exposición en Brasil por lo que una crisis en Brasil afecta sus exportaciones

 

  • Metales comunes y sus manufacturas (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron 249 millones de dólares)

Exportan a Brasil el 20% del total vendido a todo el mundo (1.257 millones de dólares), y tienen mayor diversificación (también en marcados latinoamericanos).

Hay empresas medianas en esta industria y su dependencia de Brasil es menor en cuanto al porcentaje del total. Pero Brasil más que duplica cualquiera de los demás mercados que tiene  en el mundo

3.Productos agroindustriales y de economías regionales

  • Hortalizas y legumbres sin elaborar (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron de 343 millones de dólares).

Altamente dependientes de Brasil al que le venden casi a mitad de sus exportaciones (47%, ya que las exportaciones totales a todo el mundo son 723 millones de dólares).

Una crisis en Brasil afecta a esta actividad que además es parte de las economías regionales argentinas.

 

  • Preparados de hortalizas legumbres y frutas (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron de 237 millones de dólares).

Exportan 1.159 millones de dólares a todo el mundo por lo que van a Brasil 20% del total de sus ventas externas.

Es un sector que también exporta a Europa o a Asia y si bien Brasil tiene alta incidencia en sus exportaciones puede sustituir mercados.

 

  • Lácteos (las exportaciones a Brasil en 2016 fueron de 230millones de dólares)

Sus exportaciones totales (a todo el mundo) son 636 millones por lo que exportan a Brasil más de un tercio del total (36%).

Sus problemas de competitividad han hecho que Brasil sea un mercado de alta relevancia para las pymes de esta industria.

 

  • Productos de molinería (la exportación a Brasil en 2016 fue de 410 millones de dólares)

Exporta a Brasil más de la mitad del total (exportan 754 millones a todo el mundo).

Es una industria que no ha logrado la escala ni la sofisticación para aprovechar que se basa en la producción primara de alta calidad argentina y no ha podido acceder a diversifica mercados. Esta altamente influido por la crisis de Brasil

4. Exportación agropecuaria

  • Cereales –básicamente Trigo- (la exportación en 2016 a Brasil fue de 1.282 millones de dólares)

Como toda producción primaria argentina es altamente competitiva.

Sus exportaciones totales son de 6.978 millones y exportan a Brasil 18% del total. La relevancia que tiene este sector está en el monto absoluto. Es uno de los de mayor exportación a Brasil, pese a que también exporta relevantemente a otros mercados.

Brasil es altamente deficitario en trigo.

Una crisis en Brasil afecta a producción pero de todas las exportaciones a Brasil es la que más capacidad de acceder a mercados alternativos tiene.

Exportaciones argetinas al Mercosur (total) y a Brasil

Dibujo 7

 

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*