Las Hijas de la Devaluación

05/06/2011 por

Las exportaciones, miradas desde los exportadores

Que está ocurriendo con las empresas que se convirtieron en exportadoras

o que incrementaron su internacionalización después de 2001? 

1) CUADRO GENERAL

  • En la Argentina hay hoy, inscriptas en la aduana como exportadoras de bienes, unas 14.300 empresas.
  • De ellas, el año pasado, sólo unas 80 exportaron bienes por más de 100 millones de dólares anuales, y de esas 80 solo unas 15 exportaron por más de 1.000 millones de dólares anuales.
  • Unas 14.200 empresas exportan menos de 100 millones de dolares anuales y, siendo ellas la enorme mayoría del conjunto de exportadores de bienes, sus ventas externas solo representan el 26,5% de lo exportado en el último año (última medición posible a números anualizados). Solo unas 600 empresas exportaron más de 10 millones de dólares anuales en 2009. El año pasado, 10.000 empresas exportaron por menos de 5 millones de dólares anuales.
  • De las 14.300 actuales, el 42% son muy pequeñas, el 16% son “medianas chicas”, el 12% son medianas, el 5% grandes y, luego, en una categoría de menor involucramiento pero con ciertos contactos comerciales, las micro exportadoras llegan al 25%.
  • Quienes son las mas grandes exportadoras? YPF, Cargill, Bunge, Pan American Energy, Dreyfus, Aceitera General Deheza, Esso, Petrobras, Shell, Minera la Alumbrera, Molinos, Siderca y Vicentin Mas allá de reacomodamientos coyunturales por posiciones de mercado, este sector se mantiene homogéneo comparando lo que ha ocurrido en los últimos lustros, y no es en este conjunto, en líneas generales, donde se produjo el gran crecimiento de nuevos exportadores post devaluación en 2002.
  • Todo esto muestra, como se ha señalado, que un pequeño grupo de empresas exporta la gran mayoría del total y un conjunto enorme de empresas exportan muy poco.

2) EVOLUCION CUANTITATIVA POST CONVERTIBILIDAD

  • Entre 1995 y 2001 el numero de exportadores de bienes en Argentina prácticamente no había variado (poco mas de 11.300), aunque se elevó a unas 12.280 en 1998 y volvió a 11.300 (igual número que en 1995) en 2001.
  • Luego de la salida de la convertibilidad, a fines de 2001, cuando -como se expresó- había en Argentina unas 11.300 empresas inscriptas como exportadoras, se inició un camino ascendente. En 2002, el número se elevó a 12.900; en 2003 a 13.706; en 2004 a 14.068, y desde allí se ha mantenido un número apenas creciente, llegándose a las 14.300 actuales. Esta cifra no significa que desde 2004 hasta 2010 las empresas son las mismas, porque han habido apariciones y deserciones en este listado.
  • Los sectores donde se ubicaron la gran mayoría de los nuevos exportadores de bienes -un número de unos 3.000 nuevos actores- luego de 2001 fue o bien en el de micro o bien en el de pequeños y medianos exportadores; esto es, entre las empresas que exportan menos de 100 millones de dólares anuales.

3) EVOLUCION CUALITATIVA POST CONVERTIBILIDAD

  • El gran incremento en cantidad de exportadores -más allá de que dentro de esa cifra han habido luego variaciones cualitativas de composición del lote de empresas, pero no del número- se produjo, pues, entre 2002 y 2004, consolidándose en 2005 la “cifra dura” de actores, en un período de unos tres años, en el que el incremento en la cantidad de esos actores fue de casi el 30%.
  • Que produjo esa variación en la cantidad?

– En primer lugar, la ventaja cambiaria -acompañada de bajísimos costos consecuentes de producción- que concedió un notable incremento de rentabilidad que alentó a competir por precios a muchas empresas especialmente medianas y pequeñas.
– Adicionalmente, influyó la debilitada demanda doméstica que concedía capacidad ociosa en algunos sectores de hasta un 50%
– A la vez, también fue un factor a favor un incremento de la demanda externa por el crecimiento de la economía internacional a tasas anuales de más de un 4% en aquellos años,
– En particular, debe considerarse a su vez el fortalecimiento de la demanda de la región, motorizada por Brasil y Chile, países con los que además hay acuerdos de preferencia arancelaria. Las micro exportadoras y las PYMES -conjunto al que pertenece casi al totalidad de los nuevos exportadores de este siglo XXI- exportan más del 50% del total de sus ventas externas a países de América Latina.

  • En qué sectores aparecieron más empresas entre 2002 y 2004/2005? Primordialmente, en el de producción de bienes manufacturados, sea de origen industrial o de origen agropecuario. Sectores como el del complejo automotriz autopartista, el siderúrgico y metalmecánico, el lácteo, el frutihorticola, el cárnico, el de golosinas, el vitivinícola, el de otros alimentos procesados, el de los aceites (fraccionados), el de máquinas y aparatos eléctricos, el de plásticos, el de químicos, el de papel, cartón e impresos son los principales.
  • La mayoría de los nuevos actores del comercio internacional incorporados entre 2002 y 2005 estuvo en el conjunto de empresas micro exportadores o PYMES, (en éste último caso, el número se elevó de unas 4500 a unas 6500). Desagregando esto, puede afirmarse que las empresas medianas propiamente dichas subieron de unas 800 a unas 1200, y los pequeños exportadores, de unos 3700 a unos casi 5000. El resto, tiene que ver con incremento de la cantidad de micro exportadores
  • La permanencia en la conducta exportadora de los nuevos actores internacionales en esta primer etapa del nuevo siglo fue mayor en las mas grandes empresas (95% de ellas hizo negocios todos los años o al menos durante tres años consecutivos) que en las medianas (entre el 70 y el 80% de ellas mantuvo aquella disciplina), y que en las micro y pequeñas, que son exportadores esporádicos y que solo exportaron todos los años de esa primer etapa del siglo en un 45% de los casos.
  • Una manifestación del crecimiento post 2002 fue el incremento de la participación de empresas argentinas en ferias, eventos comerciales internacionales y exposiciones en el exterior. Mientras en 2001 eran menos de 500 las empresas que iban al mundo a participar de grandes congresos, exposiciones y ferias, en 2008 llegaron a ser más de 2.000 en todas las instancias, con ayuda oficial o sin ella. En 2009 y en 2010 el número de participaciones se ha consolidado en estas cifras, no superándose ya al de 2008 y mostrándose en esto un estancamiento y cierta pérdida del dinamismo y crecimiento en esta disciplina

4) EVOLUCION A PARTIR DE 2005 

  • La cantidad de empresas exportadoras de bienes desde ese momento se ha mantenido estable, incrementándose principalmente, entre 2005 y 2008, no ya la cantidad de ellas sino su volumen de negocios. Las PYMES exportadoras, sector al que pertenecen la gran mayoría de las exportadoras de bienes que se sumaron desde 2002, exportaron en 2008 por algo mas de 7.000 millones de dólares; mientras en 2007 lo habían hecho por unos 5.500 millones de dólares y en 2006 por algo más de 4.000 millones de la moneda norteamericana (cifra, por otro lado, que fue siempre menor en los años anteriores).
  • A partir de 2008 se inició un nuevo ciclo. La crisis internacional que afectó el comercio a fines de 2008 deprimió precios y redujo la demanda internacional, lo que se evidenció desde el ultimo trimestre de ese año entre los actores de referencia. Mientras, la crisis del campo en Argentina afectó a empresas exportadoras de agroalimentos, la mala cosecha de ese ejercicio complicó mas a ese sector, y el gobierno comenzó a incrementar la presión tributaria incluyendo la suba de las retenciones desde fines de 2007 (incluyendo el fallido intento de la resolución 125 en marzo de 2008), y se aplicaron límites a las exportaciones de productos (como la carne, la leche o algunos cereales), además de otras señales como los limites a las importaciones de insumos para la producción. Por ello, la situación ya no fue la misma. Desde ese momento se produjo un incremento de los costos de producción, se perdió la competitividad cambiaria (hoy el tipo de cambio real oscila en un rango equivalente a 1,30 comparado con la convertibilidad  mientras llegó a ser de 3 o mas en 2003), se produjeron incertidumbres en el abastecimiento de energía, se incrementó al presión salarial sindical a las empresas, se produjo saturación en el uso la infraestructura de trasporte y logística, se evidenció un agotamiento de la capacidad de crecer sin crédito como sí había podido ocurrir hasta 2007 (el stock de crédito en la economía argentina no supera el 13% del PBI, porcentaje que es menos de la mitad del que se observa en Chile o Brasil, y del crédito disponible mas de la mitad se dirige a consumo de familias y no a inversión en empresas), se agotó la posibilidad de incremento de recursos humanos calificados, y aparecieron otras dificultades, que fueron todos motivos adicionales que en conjunto llevaron a las empresas que comenzaron a exportar desde 2002, a estancarse en sus niveles de negocios desde 2008.
  • En ésta parte transcurrida de 2010, y por las proyecciones que pueden hacerse, las exportaciones argentinas crecen con relación a 2009 -año de la crisis comercial internacional- a tasas de dos dígitos, pero aun están alrededor de un 5% por debajo del nivel de 2008, lo que refleja que desde 2007 no hay un período seguido de un récord de nivel de ventas externas. Esto influye para que el conjunto de exportadores permanezca estancado y para que sus negocios no superen aquel record. Las exportaciones del principal grupo al que pertenecen quienes se sumaron a la lista de exportadores luego de la convertibilidad, los exportadores pequeños y medianos, llegarán de acuerdo a las proyecciones, este año, por unos 6.500 millones de dólares..
  • Qué ocurrió en 2009, durante la crisis que deprimió exportaciones el año pasado? Las exportaciones de bienes manufacturados y procesados de origen agropecuario sumadas a las de productos industriales, que representan alrededor del 70% del total vendido al mundo, y donde están la mayoría de las empresas medianas y pequeñas, mostraron un enrome esfuerzo de permanencia en los mercados, aunque perdiendo utilidades. La gran caída de las exportaciones argentinas en 2009 se produjo en los productos primarios, mientras las ventas externas de los manufacturados de origen agropecuario descendieron alrededor del 10%; pero si medimos las toneladas despachadas (unidades físicas, o exportaciones medidas en volumen) y no ya el ingreso de divisas por sus ventas -esto es, descontamos la caída de precios-, encontramos que ese descenso en el ojo de la tormenta de la crisis de 2009 fue de alrededor del 4% solamente. Y más aun, si excluimos de este complejo de MOA los aceites y las harinas -también fuertemente influidos por la cosecha-, nos encontramos con un crecimiento de volumen físico y toneladas exportados de más del 1,5%. Se tata de un relevante conjunto que incluye productos de molinería, preparados de frutas y hortalizas, líquidos alcohólicos y vinos, lácteos, preparados de carnes, pescados procesados, dulces, golosinas y productos de confitería, etc. Por otro lado, si echamos un vistazo a las ventas externas de productos industriales (que incluyen químicos, plásticos, automóviles y vehículos de transporte, productos de la siderurgia, autopartes y otras maquinas, equipos y aparatos), concluimos que el ingreso de divisas por esas operaciones descendió en 2009 un 7%, pero al excluir el efecto de los precios, se descubre que los volúmenes físicos despachados habían crecido un 5%. Esto es, en este grupo, en el que se sumaron nuevos actores o en el que los que estaban se hicieron algo más fuertes después de la caída de la convertibilidad, ha habido aún en el peor momento -2009- un mantenimiento de relaciones comerciales, pero una gran caída de ingresos y ganancias.
  • La perspectiva indica que para las empresas que compiten por características singulares y no por menores costos, por diferenciación y no por escala, como las que se incorporaron al lote de exportadores entre las pequeñas y medianas en los últimos  años, la Argentina deberá efectuar nuevos ajustes en términos de costos de producción, asistencia financiera, calidad de servicios (incluyendo los servicios públicos en frontera, como aduanas o en entidades certificadoras), y en los servicios necesarios para el desarrollo de negocios para recuperar dos fuerzas que se vieron y ya no se evidencian. La primera, es el incremento de cantidad de actores, -ocurrida en líneas generales entre 2002, 2004/2005-, y la segunda, el incremento del volumen de negocios para ellos que, mas allá de la recuperación de este año en relación al crítico 2009, se detuvo en términos de comparaciones bianuales,  en 2008.

 

 

DNI – Desarrollo de Negocios Internacionales

 

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*