Las importaciones más restringidas fueron las necesarias para la producción

07/10/2014 por

INFORME “DNI” NUMERO 108

——————————————————————————————————————————-

 

¿ANTE EL MAYOR ESTRÉS CAMBIARIO, HABRÁ MAS LIMITES A IMPORTACIONES?

Los límites a las importaciones afectaron decisivamente el nivel de actividad (control de importaciones fue igual a recesión, y la inversión fue la más afectada)

 

 

Desde el inicio de los límites, las importaciones más restringidas fueron las necesarias para la producción

 

 

  1. 1.      Introducción
           La Argentina ha venido aplicando límites a las importaciones a través de obstrucciones aplicadas por la administración pública al comercio internacional, desde el inicio de la segunda década del siglo XXI.Éstas prácticas han generado reacciones de otros países, problemas en organizaciones internacionales (como la OMC), y retaliaciones aplicadas por diversas potencias; pero sobre todo pueden computárselas como una de las causas de la disminución (al principio) y la (posterior) retracción del nivel de actividad.

  1. 2.      Importaciones limitadas, actividad económica limitada

En efecto, si se analiza lo que la economía argentina importa, se advierte que más del 80% de los bienes comprados en el exterior son necesarios para mantener la actividad productiva. De tal modo que limitar importaciones obstruye procesos de inversión, producción o comercialización.

Si se analizan las importaciones argentinas en el reciente primer semestre de 2014 y se las comparan con las de iguales periodos en 2013, 2012 y 2011, se descubre qué sectores han sido los más afectados por las caídas: hay no pocos sectores que en el primer semestre de 2014 están importando no solo menos que en el mismo período de 2013 sino también menos que en el primer semestre de 2012 y en el de 2011: productos animales, productos alimenticios, químicos, plásticos, pasta de madera, papel y cartón, textiles, metales comunes y sus manufacturas, máquinas aparatos y material eléctrico, material de transporte, armas, municiones y sus partes, mercancías y productos diversos y objetos de arte y antigüedades.

Se trata de una sustancial caída: no se importó ya menos que el año pasado sino menos que en cada uno de los tres años anteriores (y son rubros relevantes para la producción).

El grafico siguiente acredita las importaciones en los períodos reflejados

 

IMPORTACIONES EN MILES DE DÓLARES
capítulo del nomenclador

1er sem 2014

1er sem 2013

1er sem 2012

1er sem 2012

Productos del reino animal

87.372

103.124

94.658

149.711

Productos del reino vegetal

292.874

284.072

273.183

262.614

Grasas y aceites

35.591

87.772

35.258

35.855

Productos alimenticios, bebidas y tabaco

448.995

492.014

496.423

508.064

Productos minerales

6.333.903

6.416.817

5.354.227

4.771.751

productos de la industria química

4.666.105

4.882.412

4.668.702

4.730.221

Plástico, caucho y sus manufacturas

1.891.087

2.113.564

1.931.545

2.137.685

Pieles, cueros y sus manufacturas

62.297

62.481

56.868

82.878

Productos de madera, carbón, corcho

92.750

87.506

99.719

112.219

Pasta de madera, papel y cartón

556.103

585.353

624.976

761.379

Textiles y sus manufacturas

729.765

758.564

751.308

894.596

Calzado, paraguas y otros similares

206.974

242.455

189.468

257.476

Manufacturas de piedra, yeso, cemento

278.365

277.250

250.015

287.404

Perlas finas, piedras, metales preciosos, monedas

49.148

35.078

34.977

46.999

Metales comunes y sus manufacturas

1.816.338

1.823.074

1.872.002

2.043.010

Máquinas, aparatos y material eléctrico

8.465.891

9.055.587

7.938.751

8.900.495

Material de transporte

5.475.364

6.990.664

6.076.468

6.694.167

Instrumentos de óptica, médicos, relojería

836.215

870.435

753.523

788.202

Armas, municiones y sus partes

6.786

9.370

9.840

11.655

Mercancías y productos diversos

420.451

494.143

443.152

493.279

Objetos de arte y antigüedades

317

1.139

1.877

1.893

 

 

3.      Evaluaciones sobre la involución de las importaciones registradas

Como puede observarse, además, hay sectores en los que las caídas suponen montos muy significativos. Por ejemplo, las importaciones de máquinas y aparatos eléctricos (sustanciales componentes de la inversión) fueron en el primer semestre de 2014 más bajas que en el período similar del año anterior en 589 millones de dólares (y fueron nada menos que 435 millones menores a las del lejano primer semestre de 2011). Dicho sea una vez más: la inversión es la principal afectada.

Mientrastanto, los metales comunes y sus manufacturas (insumos sustanciales para la producción) fueron en este semestre último más bajas que en igual periodo de 2013, pero mucho más bajas que en el comparativo con 2011 (en 227 millones de dólares). Fenómenos similares se dan con las caídas entre 2014 y 2013 de importaciones como caucho (-222 millones de dólares), químicos (-216 millones); o con la caída de las importaciones en otros rubros en relación a otros períodos anteriores (productos o insumos alimenticios, con una merma de 60 millones comparando con 2011).

Es notable observar que las importaciones en el primer semestre de 2014 han sido de 33.094 millones de dólares, mientas habían alcanzado en el primer semestre de 2011 los 34.235 millones, en igual período de 2012 los 32.310 millones, y en similar lapso de 2013 los 35.966 millones de dólares. Esto es: no sólo las importaciones son más bajas que en 2013 sino aún también más bajas que en 2011, cuando aún no estaban en vigencia los más estrictos controles a las compras desde el exterior.

Así, las importaciones en el primer semestre de este año no sólo son 2.872 millones más bajas que en el mismo lapso de 2013, sino que además son 1.541 millones más bajas que en el mismo periodo de 2011, lo que claramente explica la imposibilidad de sostener niveles de actividad como los anteriores a las caídas observadas en el PIB de los últimos meses.

Ahora bien, si se analiza la composición de las importaciones se advierte la extraordinaria relevancia de los bienes necesarios para la producción: aun con la caída, el sector de mayores importaciones es el de máquinas y aparatos, seguido de los minerales (que incluyen los combustibles minerales), y después del tercer sector más importador que reparte sus importaciones entre la producción de servicios y usos diversos como el esparcimiento (el material de transporte), aparece un cuarto también de extraordinaria relevancia para la producción: los químicos. Obsérvese que suman 23.271 millones de dólares de importaciones solamente los rubros de minerales, químicos, plásticos, metales y máquinas y aparatos.

Solo cinco rubros (todos directamente vinculados con la producción) explican el 70% del total importado. Claramente estamos ante importaciones necesarias para la actividad económica. Mucho más si se le suman los demás rubros que no se mencionan en este texto pero que sí están reflejados en el cuadro expuesto más arriba, que también afectan la producción (como por ejemplo pasta de madera o pieles y cueros).

Así, estamos ante límites a las importaciones que reducen capacidad productiva, afectan luego el nivel de actividad, alteran la productividad, reducen el acceso a recursos y retraen la economía.

Es curioso que los únicos rubros en los que las importaciones ascienden en el primer semestre de 2014 comparándose con el primer semestre de 2013 son los vegetales, los productos de madera, las manufacturas de piedra y yeso y las piedras finas, perlas y monedas.

Por ende, puede aseverarse que los límites las importaciones, instaurados por razones cambiarias y no productivas, están siendo causa de reducciones especialmente observadas en la capacidad de  inversión (máquinas y aparatos), y también, adicionalmente, de caídas en el acceso a insumos (por ejemplo en plástico o químicos), de dificultades en reposiciones (por caso en piezas y partes de máquinas y aparatos), o de obstáculos para ampliaciones de la capacidad productiva.

Debe señalarse, una vez más, como hecho preocupante, que la mayor caída nominal se da en el rubro de máquinas y aparatos, lo que claramente refleja el descenso de la inversión en Argentina y augura una dificultad en la economía o sólo en el período presente sino en ulteriores. Si la Argentina hubiese importado después del primer semestre de 2011 (los primeros semestres de 2012, de 2013 y de 2014) montos similares a los del primer semestre de 2011 de máquinas y aparatos y sus partes, la inversión surgida de esos rubros hubiese sido unos 1.400 millones de dólares mayor. La caída de las importaciones en máquinas y aparatos eléctricos y sus partes representan el 20% del total de caída de las importaciones en el período.

Por otro lado resulta de interés observar los cambios en la composición de las importaciones: de los principales rubros importados (máquinas, químicos, minerales, metales, material de transporte, plástico y caucho); todos han mostrado en el primer semestre de 2014 menos importaciones que en el mismo período de 2011, salvo la única excepción de los minerales donde los combustibles (importaciones energéticas) han producido, así, la única alza comparada.

Por lo tanto, puede aseverarse que si las autoridades del PEN o del BCRA mantienen las restricciones a las importaciones (mientras, además, existan las dificultades las cambiarias que se sufren en Argentina), la afectación al nivel de actividad será igual o mayor que en la actualidad y la ya inocultable caída en el nivel de actividad en la economía argentina no será solucionada.

 

Desarrollo de Negocios Internacionales

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*