LOS ESCASOS Y DESEADOS DÓLARES: LOS TRAE EL AGRO, SE LOS LLEVAN LA INDUSTRIA, LA ENERGIA Y LOS SERVICIOS

03/04/2014 por

La otra puja distributiva

 

LOS ESCASOS Y DESEADOS DÓLARES:

 

LOS TRAE EL AGRO,

SE LOS LLEVAN LA INDUSTRIA, LA ENERGIA Y LOS SERVICIOS

Introducción

Las divisas internacionales son escasas. Las reservas internacionales cayeron 48% desde 2011; en 2013 la cuenta corriente arrojó un resultado deficitario; los depósitos en dólares en los bancos se redujeron a la mitad en tres años, y se mantiene la brecha cambiaria a pesar de la reciente devaluación.

Los dólares, pues, son un activo estratégico en Argentina. Se transformaron en reserva de valor y unidad de cuenta. La demanda supera la oferta y las autoridades decidieron en 2012 y 2013 racionar (ajustar por cantidad).

La escasa inversión extranjera directa (cayó 13% en 2013 mientras en el mundo se elevó 11%), la exclusión argentina de los mercados financieros internacionales y la propensión de los argentinos a acudir a la divisa estadounidense hacen que los dólares comerciales sean los únicos que ingresan en el país. Pagar importaciones o deuda, así, se compatibilizan por obra de las autoridades con alta demanda de divisas, restricciones a importaciones o a pagos de dividendos por parte de empresas al exterior.

Resulta por ello de valor analizar qué sectores generan dólares genuinos para la Argentina. Y quiénes se los llevan. Esto es: qué sectores son superavitarios en sus balanzas comerciales externas intrasectoriales y cuales son deficitarios, de modo de observar la relevancia estratégica relativa de cada uno de ellos, más allá de lo productivo estrictamente.

 

 La agroindustria, el único generador neto de dólares

En el siguiente gráfico se exhiben las exportaciones, importaciones y consecuente saldo comercial de los diversos sectores (capítulos del nomenclador arancelario) que componen el comercio exterior de bienes argentino, en el reciente 2013, medidos en millones de dólares estadounidenses.

 

Capítulo

Exportaciones 2013

Importaciones 2013

Saldo comercial

I Animales vivos y productos del reino animal

5.771

196

5.572

II Productos del reino vegetal

16.600

626

15.973

III Grasas y aceites

5.756

140

5.616

IV Productos alimenticios, bebidas y tabaco

17.625

946

16.678

V Productos minerales

5.196

12.041

-6.845

VI Productos de industrias químicas y conexas

6.044

10.137

-4.092

VII Plástico, caucho y sus manufacturas

1.863

4.215

-2.351

VIII Pieles, cueros y sus manufacturas (excepto calzado)

1.125

138

986

IX Madera, carbón vegetal, corcho

222

176

45

X Pasta de madera, papel y cartón

550

1.223

-673

XI Materiales textiles y sus manufacturas

608

1.533

-925

XII Calzados, paraguas, flores artificiales

37

489

-451

XIII Manufacturas de piedra, yeso, cemento y otras

171

569

-396

XIV Pastas, piedras, metales preciosos

2.352

87

2.265

XV Metales comunes y sus manufacturas

2.796

3.683

-867

XVI Máquinas, aparatos, material eléctrico y sus partes

2.522

18.892

-16.370

XVII Material de transporte

11.594

15.444

-3.850

XVIII Instrumentos de óptica, médicos, quirúrgicos, relojería o música

197

1.711

-1.569

XIX Armas, municiones y sus partes

21

16

4

XX Mercancías y productos diversos

247

1.049

-802

XXI Objetos de arte y antigüedades

3

1

1

 

 

Como puede observarse, en los 21 capítulos del nomenclador, hay más capítulos que arrojan déficit (11) que los que arrojan superávit (10).

Pero lo estrictamente relevante es la notable diferencia que se observa entre los resultados de las balanzas sectoriales de los rubros que componen el gran conjunto de productos de bienes de origen agropecuario y el resto.

Si se suman los resultados de las balanzas de los capítulos 1, 2, 3, 4, 8, 9 y 10 (todas actividades de cadenas con origen agropecuario predominante) se obtiene un superávit de 43.792 millones de dólares. Se llega a eso sumando los resultados de los capítulos referidos y restando los déficits específicos del comercio exterior de la pasta de madera y el calzado (-425 millones de dólares estadounidenses, resultado incluido en el capítulo 12).

 

Los demás sectores, deficitarios

Mientrastanto, arrojan relevantes déficits los minerales (incluyen los combustibles minerales, aceites minerales y productos de su destilación, que en sí mismos presentan un déficit desagregado de 7.365 millones de dólares), los químicos, las máquinas y aparatos, el plástico y el caucho, el material de transporte y los instrumentos ópticos y médicos.

El superávit comercial argentino total fue en 2013 de 9.023 millones de dólares, por lo que puede concluirse que sin el superávit de la agroindustria el resultado hubiese sido ampliamente deficitario. En verdad, si se excluye el resultado de los sectores de origen agropecuario, el comercio exterior de bienes arrojó un déficit de 26.601 millones de dólares. El número, paradójicamente, no es muy diferente del saldo actual de reservas internacionales en poder del BCRA.

Esto asigna al sector agroindustrial exportador una relevancia estratégica notoria en la Argentina en tiempos en los que las cuestiones cambiarias adquieren un significado económico, financiero y político.

Por su parte, es relevante considerar que, además de lo expuesto, en la cuenta corriente de la balanza de pagos argentina también se incluye el déficit del sector servicios, que arrojó el récord de -9.403 millones de dólares (según el Banco Central, que -basándose en el criterio “de caja”, esto es: midiendo ingresos y egresos efectivos de dólares en el período-  informó exportaciones de servicios por 8.397 millones de dólares e importaciones de servicios por 17.800 millones de dólares en 2013).

 

La consolidación de todos los sectores (bienes y servicios):  Uno pone y todos los demás sacan

Efectuando un ejercicio de agregación de los saldos, el resultado arroja:

  • Superávit de 43.792 millones de dólares en todos los rubros de producción de bienes de origen agropecuario
  • Déficit de -6.845 millones de dólares en los minerales (incluye, como se expuso, combustibles, cuyo déficit específico es mayor – -7.365 millones-, pero en el capítulo se conjuga con el resultado de otros minerales sólidos)
  • Déficit de -26.601 millones de dólares en la suma de todos los rubros referidos a la industria (entre oros, máquinas, aparatos, químicos, plásticos, textiles, etc.)
  • Déficit de -9.403 millones de dólares en la balanza de servicios

 

Considerando la previsible caída en las exportaciones e importaciones en 2014, pero a la vez una significativa performance del sector prevista para el corriente año, se puede anticipar la relevancia que el sector agropecuario tendrá para los equilibrios de la economía argentina en 2014.

Las cifras en su conjunto arrojan un déficit final consolidado del comercio exterior de bienes y servicios para 2013; lo que, si se suman los déficits de los flujos de rentas, utilidades y dividendos de empresas y otras transferencias corrientes, explica que en 2013 la Argentina haya tenido un déficit de -13.277 millones de dólares en la cuenta corriente cambiaria.

Mientrastanto, considerando los demás componentes del balance cambiario (la cuenta capital y financiera) la Argentina sufrió en 2013 consecuentemente la caída  de las reservas internacionales del BCRA, que variaron en -11.825 millones de dólares.

Sólo la agroindustria fue contra la corriente.

 

 

 

Desarrollo de negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*