Radiografía del comercio internacional argentino en 2017

04/04/2018 por

Informe DNI N°  182
Marzo 2018

 

Radiografía y análisis de los resultados del comercio exterior argentino en 2017

 

Introducción

 

Las exportaciones argentinas continúan estancadas.

      Los resultados de 2017 muestran apenas un alza de 0,9% (llegaron a 57.879 millones de dólares) y, como lo muestra el gráfico de barras que se exhibe a continuación (producido por INDEC), no logran superar pobres niveles desde hace tres años (después de 5 ejercicios de caídas).

Por su parte, también muestra el gráfico siguiente que las importaciones (llegaron a 66.899 millones de dólares en 2017) han tenido una relevante alza (19,7%) comparándolas con los resultados de 2016, generándose por ello un amplio déficit de la balanza comercial de bienes

 

Los resultados de las exportaciones de bienes del año 2017 en realidad muestran (como lo exhibe el cuadro que se muestra a continuación, elaborado también con datos de INDEC) un descenso medido en cantidades (-0,4%) que al compensarse con un alza de los precios (de 1,4%) permite llegar a un resultado de leve crecimiento de 0,9%.

Ese resultado, a la vez, ha estado compuesto por importantes alzas de las exportaciones industriales (apoyadas por que comienza la recuperación de Brasil, el principal cliente en esta materia) y descensos en las exportaciones primarias y manufacturadas de origen agropecuario.

Por su parte, las importaciones han crecido en base a una relevante alza de los bienes de capital y las piezas y partes de bienes de capital (inversión), aunque también han mostrado un alza significativa las importaciones de bienes finales (consumo) y especialmente (el rubro que más ha crecido) las importaciones de bienes de la industria automotriz.

 

 

Análisis de los resultados

 

En realidad lo primero que debe señalarse en relación a los resultados exhibidos es que los pobres números de exportaciones de bienes de 2017 no pueden imputarse a una coyuntura nueva sino que más bien responden a una tendencia que proviene desde hace tiempo.

Los resultados de 2017 consolidan una tendencia (que se muestra en el siguiente gráfico, tomado del Banco Mundial): las exportaciones argentinas en relación a su PBI vienen descendiendo (y prácticamente no han interrumpido esa marcha) sistemáticamente después del alza que mostraron tras la devaluación de 2002.

 

 

 

Desde ese momento (2002) la curva hacia la baja del ratio exportaciones/PBI no se interrumpió salvo un resultado excepcional (2016, en el que el PBI descendió 2,3%, pero por el atraso cambiarlo llevo a un crecimiento del producto medido en dólares –más de 544.000 millones de dólares-; mientras que además las exportaciones crecieron levemente).

En el gráfico que se muestra a continuación no se exhibe todavía el aporte a la curva de los recientes datos de 2017 (el Banco Mundial no ha publicado aun ese agregado) pero considerado que el PBI argentino en 2017 creció 2,8%, y que medido en dólares creció algo más (dado que la tasa de inflación fue mayor a la tasa de devaluación), y -a la vez- teniendo en cuenta que las exportaciones medidas en dólares crecieron solo 0,9%, ese ratio dará en 2017 un resultado más bajo que el de 2016.

Una manera de calificar este proceso de descenso es compararlo con lo que ha ocurrido con el ratio exportaciones/PBI en Latinoamérica toda, en igual lapso.

 

 

 

Como se puede observar la evolución de Latinoamérica en varios años en este análisis como conjunto ha sido mucho más estable (pese a volatilidades de varias condiciones) que la exhibida por Argentina.

En realidad, puede mostrarse aún más el proceso de la citada debilidad exportadora al medirse la participación argentina en las exportaciones mundiales, que era del 0,8% del total mundial en 1960, fue –como muestra el cuadro siguiente- 0,45% en 1985 y apenas supera el 0,3% del total mundial hoy (en el cuadro siguiente no se muestran los resultados de 2017 porque aún no han sido publicados por la OMC los resultados del comercio mundial total del año, pero puede anticiparse que -habiendo crecido el comercio mundial más que las exportaciones argentinas- el ratio de participación argentina fue en 2017 más bajo que el de 2016).

 

 

Una comparación de los resultados argentinos con otros resultados

 

Conocer es comparar. Entender el significado de la situación argentina en la materia es algo que resulta más sencillo si se comparan los resultados argentinos con los de otros países comparables.

En realidad, lo que puede aseverarse es que Argentina no ha podido (especialmente si se comparan los datos de hace 40 años con los actuales), desde hace varios lustros, acompañar una tendencia (más allá de algunos avatares en años particulares) hacia el alza en las exportaciones de los principales actores de la región.

El siguiente gráfico (exportaciones de bienes y servicios) del Banco Mundial así lo muestra.

 

 

 

Si nos detenemos en los resultados (aun preliminares) de exportaciones de bienes de 2017, constatamos que Argentina está muy por debajo de los que logran México y Brasil, y también por debajo de los de Chile (Argentina exportaba mas que Chile hace un decenio) y que (comparando con años anteriores) ve reducida la distancia que mantiene con Perú

 

País Exportaciones de los principales países de Latinoamérica en millones de dólares

en el año 2017

México 409.494
Brasil 217.739
Chile 68.306
Argentina 57.879
Perú 44.983
Colombia 37.800
Ecuador 20.009
Costa Rica 10.665
Paraguay 12.257
Uruguay 9.058
Bolivia 7.846
Guatemala 1.208

 

El gráfico siguiente (elaborado por datos propios sobre información de fuentes de cada país) muestra -comparando los últimos dos años de la década pasada con los recientes últimos dos años- que la diferencia entre México y Brasil (crecen) y la Argentina (estancada) se agranda, y que Chile (que nos supera hoy, mientras no lo hacía en la primer década del siglo XXI) muestra dinamismo que nuestro país no logra exhibir, a la vez que también crecen mejor las exportaciones de Perú.

 

 

 

Esta situación se consolida al constatarse que (conforme resultados preliminares que aún están sujetos a confirmación) la Argentina habría tenido en 2017 la peor performance exportadora en la región.

 

Crecimiento porcentual de las exportaciones por país en Latinoamérica en 2017

  • Colombia 19%.
  • Brasil: 18,5%.
  • Ecuador 13,7%.
  • Chile 12,7%.
  • Perú 11,3%.
  • Bolivia 11%.
  • México 9,5%.
  • Uruguay 9,2%.
  • Paraguay 9,2%.
  • Guatemala: 7,1%
  • Costa Rica: 7%
  • Panamá: 3,5%
  • Argentina: 0,9%

 

Descomposición de los datos de los resultados argentinos

 

Como se muestra en la infografía que se exhibe a continuación, la Argentina ha sido una vez más (2017) una economía cuyas exportaciones alimenticias compusieron el principal componente (57% del total). Los alimentos elaborados fueron el rubro de mayores exportaciones (los productos de la industria oleaginosa fueron la gran causa de este resultado) y los vegetales (especialmente primarios) fueron el segundo.

Mientras, las importaciones han estado explicadas preeminentemente por máquinas y aparatos (28% del total) y luego el equipamiento de transporte fue el segundo rubro.

Puede decirse que el abastecimiento para la producción industrial fue el principal componente de las importaciones (58%).

 

 

En materia de mercados Brasil continuó siendo el principal destino de las exportaciones argentinas, con algún crecimiento en relación a 2016 (después de algunos años sin crecimiento en las exportaciones a Brasil).

La novedad es que Estados Unidos se colocó como segundo destino para las exportaciones argentinas en 2017, por primera vez en varios lustros. Nunca había ocurrido desde hace muchos años en el inicio del siglo que EEUU superara a China como destino (China se colocó tercera, aunque con resultados no mucho menores que los que arrojaron las exportaciones a EEUU).

Y el hecho de que 3 de los principales 6 destinos son asiáticos refirma la relevancia de Asia como destino de las ventas argentinas.

Las siguientes son las exportaciones argentinas en millones de dólares, por principales mercados

 

País año 2016 año 2017
Brasil 9039 9315
EEUU 4427 4432
China 4433 4326
Chile 2306 2622
Vietnam 2546 2273
India 2202 2081
España 1646 1503
Argelia 1.163 1.473
Holanda 1182 1392
Canadá 1147 1333
Egipto 1.792 1.263
Suiza 1137 1262
Uruguay 1138 1203
Alemania 1271 1165
Paraguay 982 1140
Indonesia 1243 1074
Perú 821 1073
Italia 1006 1040

 

 

 

Pero, por otro lado, puede al respecto –para evaluar la calidad del enfoque de mercados- compararse la lista de principales destinos de las exportaciones argentinas con la lista los mayores importadores mundiales (fuente OMC):

 

 

Como puede observarse en el cuadro figuran entre los 50 principales importadores mundiales Hong Kong, Corea del Sur, México, Singapur, Taiwán, Emiratos Árabes, Turquía, Polonia, Australia, Tailandia, Rusia, Malasia, Austria, República Checa, Suecia, Arabia Saudita, Hungría, Sudáfrica, Filipinas, Dinamarca, Eslovaquia, Irlanda, Rumanía y Noruega, países que no están en el listado de los 18 principales destinos de las exportaciones argentinas más arriba mostrados (más  de la mitad de los príncipes 40 importadores mundiales no está entre los 18 destinos principales de exportaciones argentinas y esos 18 mercados explican más del 60% del total de exportaciones argentinas).

Por otro lado, más allá de los resultados en materia de exportaciones, es útil destacar los principales superávits bilaterales que Argentina logra con algún otro país, y -por el otro lado- los principales déficits bilaterales que se sufre con algún otro país (en 2017).

 

Principales superávits en millones de dólares
·         Chile 1767
·       Vietnam 1651
·         India 1258
·         Argelia 1456
·         Egipto 1227
·         Perú 914
·         Holanda 902
·         Uruguay 713
 

 

Principales déficits bilaterales en millones de dólares

·         Brasil -8555
·         China -7987
·         Estados Unidos -3153
·         Alemania -2063
·         México -1435
·         Francia -1047

 

 

Los resultados antes referidos pueden ser completados con la referencia a la relevancia de los continentes y subcontinentes como destino.

Sudamérica y Asia son los dos principales continentes/destino para las exportaciones argentinas. Es de destacar -en relación a la creciente relevancia de Asia- que las exportaciones a Asia Pacifico (10.237 millones de dólares) se acercan a las exportaciones al Mercosur (11.970 millones de dólares) lo que exhibe la relevancia de esa subregión asiática para el comercio exterior argentino

Pero -a la vez- debe decirse que Argentina tuvo déficit con todos los continentes y subcontinentes medidos, salvo con África.

Mientras, como se muestra en el cuadro siguiente (con datos obtenidos de fuentes del INDEC) en materia de importaciones de bienes, Argentina ha tenido una vez más una gran concentración en tres países origen de compras desde el exterior: Brasil, China y EEUU concentran más de la mitad del total de las importaciones argentinas en 2017.

 

Conclusión

 

       El comercio exterior argentino muestra resultados que indican que no logra un dinamismo que han obtenido en 2017 otros países de la región.

Sin embargo esa realidad no parece imputable a condiciones recientes. Más bien la Argentina parece sufrir problemas de competitividad que vienen de larga data. La caída de la cantidad de empresas exportadoras desde 15.075 (hace diez años) a 9.637 (en 2016), según datos oficiales, muestra que cuando los altos precios internacionales dejaron de acompañar la oferta argentina, los problemas de competitividad local se agravaron.

Hay el menos cinco principales requisitos que deben cumplirse para esperar una mejora sistémica en la materia.

En primer lugar es preciso esperar la maduración de las políticas dirigidas a reducir al mínimo los desequilibrios macroeconómicos (con mejoras la tasa de inflación, el costo financiero, la presión tributaria; y con adelantos en la calidad del entorno regulatorio). La consecuente elevación de la tasa de inversión será, al respecto, de gran utilidad.

En segundo lugar, será útil que se mejore el entorno mesoeconomico (infraestructura, acceso a servicios varios, acceso a recursos humanos, capital social) de las empresas exportadoras. Hay en acción políticas gubernamentales que aún no han culminado en su proceso de implementación.

En tercer lugar es de esperar que las negociaciones económicas que están en marcha progresen para permitir a Argentina acceder a mas mercados externos en condiciones que al menos permitan el mismo confort de acceso que el que logran otros países de la región. Y que otras nuevas comiencen especialmente en mercados de potencial creciente.

En cuarto lugar es preciso que se trabaje en la dotación de servicios a las empresas internacionales que les permitan obtener atributos competitivos necesarios para competir en la nueva economía. La Argentina cuenta con pocos exportadores, (poco más de 9000, mientras en México son más de 30.000 y en Brasil casi 20.000) y de esos exportadores argentinos solo el 1% exporta más de 100 millones de dólares anuales. La baja internacionalidad de los actores económicos debe ser subsanada.

En quinto lugar es apropiado esperar que la oferta argentina aproveche mejor la demanda de muchos grandes importadores internacionales que sin embargo no son aprovechados por las exportaciones argentinas.

Y, además de lo expuesto, por supuesto –y más allá de lo que Argentina puede hacer por si misma-, es de esperar que la performance de los mercados externos ayude en la demanda de productos argentinos. El comercio internacional volvió a crecer en 2017 de modo significativo, y se prevé que también lo haga en 2018, aunque las recientes noticias provenientes de posibles movimientos proteccionistas (activos y reactivos) en algunas potencias internacionales podrían hacer –si se llevara a los hechos algo de lo que surge de discursos recientes-  que este pronóstico fuera revisado.

 

 

Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

*

Translate »