Relación entre Argentina y EEUU ante la visita del Presidente Obama

23/03/2016 por

INFORME DNI NÚMERO 142

 

Mientras a inicios de siglo EEUU representaba 10% de las exportaciones argentinas, ahora representan poco más de la mitad de ese porcentaje

 

La relación comercial entre Argentina y EEUU, ante la visita del presidente Barak Obama a la Argentina

(Es menguante. ¿Se recuperará?)

 

 

  1. Antecedentes de la relación comercial bilateral (Argentina/EEUU)

La visita a Buenos Aires del Presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, lleva no solo a descubrir al cifras actuales dela relación comercial entre ambos países sino a efectuar un análisis histórico reciente.

En las relaciones comerciales entre nuestro país y los EEUU en los últimos años ha habido cambios recurrentes.En 2015 las exportaciones argentinas a EEUU llegaron a 3.382 millones de dólares, y las importaciones desde EEUU sumaron 7.655 millones de dólares. Las exportaciones representan el 5,9% del total, y las importaciones el 12,7% del total de compras argentinas desde el exterior. En 2015 la relación arrojó un déficit de 4.272 millones de dólares.

El comercio entre ambos cayó en relación al año anterior: Ya en  2014 las exportaciones argentinas a EEUU habían alcanzado 4.046 millones de dólares, y las importaciones desde EEUU fueron de 8.907 millones (por lo que la relación arrojó en 2014 también un alto déficit de 4.860 millones de dólares).

Una diferencia muy relevante se observa en la evolución de la importancia relativa de la principal economía del mundo para nuestras ventas y compras totales.

En 2001, año de inicio del siglo XXI, EEUU explicaba el 10% de las exportaciones y el 18% de las importaciones. Pero el intercambio entre ambos países comenzó a perder relevancia relativa mientras creación otros mercados en vínculo relativo con Argentina.

Mientras en 2005, EEUU aún generó un 11% de las ventas argentinas y un 14% de nuestras compras desde el exterior, fue en la segunda década del siglo XXI cuando ya se exhibió una relevancia de menor rango. En 2010, sólo explicó exportaciones por el 5% del total e importaciones por el 11%. Mientrastanto, en 2014, EEUU representó también el 5,6% del total de exportaciones y el 13,6% de las importaciones.Y finalmente en 2015 las exportaciones fueron el 5,9% del total y las importaciones el 12,7% del total.

 

obama1

 

De ser el segundo destino de nuestras exportaciones en 2001 pasó al 3er lugar en 2014 y en 2015. Y de ser el segundo origen de las importaciones (lo que se despachaba desde EEUU en 2001 representaba más del triple de lo que se importaba desde China) pasó a ser el tercer emisor de bienes hacia Argentina, luego de Brasil y China.

Estados Unidos genera el 15% de las importaciones mundiales, por lo que el vasto mercado norteamericano aparece como una oportunidad, aunque no exenta de numerosa dificultes

 

2. Consideraciones sobre el vínculo bilateral

Como se ha observado, hubo una reducción de relación comercial con la primer potencia mundial, impulsada por pérdida de accesibilidad-competitividad relativas.

Es una caída en ambos flujos. Especialmente se ve en esta región la mayor caída en participación en el comercio con cualquiera de los otros países por parte Argentina, en lo transcurrido desde el inicio del siglo. Es el mercado con peores noticias.

Esto coloca a EEUU en el lugar del país con el que Argentina tiene el segundo mayor déficit comercial en el mundo -el primero es China-

 

Las principales exportaciones a EEUU son:

  • Minerales
  • Alimentos y bebidas
  • Metales comunes y sus manufacturas
  • Vegetales
  • Químicos

 

Las principales importaciones desde EEUU son:

  • Químicos
  • Minerales
  • Máquinas y aparatos eléctricos
  • Material de transporte
  • Plástico, caucho y sus manufacturas

 

Debe decirse que, al ser los EEUU un país competidor de Argentina en numerosos productos exportables (por ejemplo los granos y sus derivados como la soja o le maíz), la relación comercial resulta compleja.

Por ello Argentina exporta a EEUU muchos productos que no son los más exportados en general y no exporta otros que sí vende a otros países del mundo.

 

3. Oportunidades en relación a la inversión extranjera

Lo más relevante del potencial de relacionamiento entre EEUU y Argentina en materia económica está más que por el lado del comercio, por el de la inversión.

Estados Unidos es, como país, el principal emisor de inversión extranjera en el mundo (con un stock  de inversiones en el mundo que supera los 3.700 billones de dólares)

Argentina es un país de escasa recepción de inversión extranjera (unos 8.000 millones de dólares al año pasado, en niveles que son menores a la mitad de los importes que reciben México, Brasil o Chile).

Estados Unidos es, aún con las dificultades que tuvieron las empresas norteamericanas, el principal inversor externo presente en Argentina (21% del total). Lo siguen España y Francia en relevancia. Esto, más por lo ocurrido hace algunos lustros que por lo reciente.

Por ello debe considerarse que para incrementar las relaciones con EEUU la Argentina debería poner en marcha negociaciones integrales que sumen inversión internacional, lo que después podría entonces generar más comercio transfronterizo y consecuentes alianzas estratégicas entre empresas.

 

4. Algunos comentarios finales

La inserción internacional no se basa ya en la vieja promoción de exportaciones sino en la incorporación de eslabones en cadenas de valor en las que las inversiones (emisivas y receptivas), y las alianzas y estrategias múltiples entre empresas (y países) anteceden al comercio y lo inducen.

Incrementar exportaciones y recepción de inversión extranjera son metas alcanzables. Como se ha sostenido más arriba, la política de inserción económica internacional debe apuntar por ende a la generación de procesos “inversión – comercio – alianzas”. Por eso debe promoverse la activación de procesos de relación con grandes firmas y cadenas comerciales. Se requiere insertar productos –con mayor o menor diferenciación, según el caso- en cadenas internacionales (firmas, empresas, compañías globales), lo cual es tan valioso como producir los bienes demandados. Esto obliga, en el comercio exterior, a desarrollar activos, atributos competitivos. Y a poner las instituciones, las personas, la energía, las ideas y las herramientas a trabajar en el marco del nuevo escenario.

Por lo antes expuesto, deberán ponerse en marcha en Argentina acciones deliberadas dirigidas a insertar empresas y sus productos (sean bienes intermedios o productos finales) en cadenas internacionales, que mejoren la capacidad de relacionamiento comercial externo. Esto se dirige a lo que la ciencia explica como trade marketing, que es una alianza estratégica entre fabricantes o productores y los diversos integrantes de cadenas de distribución y comercialización, que se dirige a estrechar las relaciones entre ellos y a desarrollar acciones conjuntas referidas a la producción, publicidad, promoción o presentación de productos, todo con el fin de incrementar la demanda final en beneficio de todos los integrantes de la cadena.

Las empresas y los agentes públicos promotores deberán llevar adelante procesos que completen la promoción con acciones sistemáticas de inserción externa, puesta en marcha de procesos iterativos, constantes, calificados, que permitan la relación sustentable de actores económicos en mercados alejados.

 

 

 

Marcelo Elizondo

Director General

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*