Restricciones Gubernamentales a las compras externas: Radiografía de las Importaciones Argentinas

07/02/2012 por

Detrás y delante de las restricciones gubernamentales a las compras externas…

Radiografía de las importaciones argentinas

Sumario Ejecutivo:

1.  Las importaciones son el rubro de la actividad económica en el que le gobierno mayor interés manifiesta. Ejercerá una política regulatoria enérgica en 2012, por lo es de valor anailzar su contexto.

2. Las importaciones en Argentina llegaron a 73.922 millones de dólares en 2011. Han crecido un 31% en relación a los niveles de 2011 (año en el que habían alcanzado 56.502 millones de dólares). El crecimiento de 2011 muestra dos etapas: la primera mitad del año tuvo importaciones que crecieron 38% y en el segundo semestre las importaciones crecieron un 24%

3. A partir de agosto de 2011 las importaciones fueron cada mes menores a las del mes anterior. Así, en agosto alcanzaron 7.616, en septiembre 6.895, en octubre 6306, en noviembre 6236 y en diciembre 5.989. Esto marca la influencia de los límites gubernamentales.

4. En el lapso 2005-2011 las importaciones crecieron un 157%. Lo que implica el 26% anual en 6 años. Esto muestra que aun con los controles, las importaciones crecieron en 2011 más que el promedio anual de crecimiento en los últimos 6 años.

5. Conforme se expone en este trabajo, el incremento de las importaciones muestra en los últimos seis años una menor relación con la inversión de lo que es esperable, una muy creciente dependencia de la energía y los combustibles, hay una constante y no muy significativa incidencia de los bienes de consumo, una leve alza de la participación de los vehículos -que actúan como una industria encadenada intra MERCOSUR y con una dinámica propia- y una relevante pero decreciente participación de los bienes intermedios.

6. Esto pone límites a la política de límites a las importaciones: Tal como se describe en este trabajo, es posible que la participación de bienes de capital y bienes intermedios en las importaciones no pueda descender demasiado sin afectar el nivel de actividad, ya que los bienes de consumo no son un sector de gran incidencia como para poder extraer de allí ahorros muy significativos en compras externas y la energía y los automóviles tienen razones estructurales para no ser afectadas.

Detras y delante de las restricciones a las compras externas…

Radiografía de las importaciones argentinas

Desarrollo temático

1-      Introducción

El sector de la economía argentina que más atención gubernamental está recibiendo es el de las importaciones. El gobierno muestra explícitas precauciones que se evidencian en las diversas medidas que ha estado tomando para intentar modificar la dinámica ascendente de las compras externas.

Por eso resulta de interés analizar por un lado qué está ocurriendo detrás del incremento de las importaciones, y por el otro qué impacto tienen las limitaciones del gobierno y qué tan susceptibles de ser mantenidas en el tiempo sin afectar el normal desenvolvimiento de la economía son esas limitantes al flujo comercial de ingreso de productos.

2- Situación de las importaciones

Las importaciones en Argentina llegaron a 73.922 millones de dólares en 2011. Esto implica que han crecido un 31% en relación a los niveles de 2011 (año en el que habían alcanzado 56.502 millones de dólares).

El crecimiento de 2011 muestra dos etapas. La primera mitad del año tuvo importaciones por 34.236 millones de dólares. Esto implica un incremento promedio de 38% (las importaciones en el primer semestre de 2010 habían sido de 24.800 millones). En el segundo semestre las importaciones sumaron 39.687 millones de dólares, lo que implicó una suba del 24% (en el segundo semestre de 2010 las importaciones habían sumado 31.903).

En la segunda parte del año 2011, los controles a las importaciones se incrementaron y renovaron a través de instrumentos, regulaciones y solicitudes del gobierno a las empresas y eso comenzó a producir efectos: un dinamismo de crecimiento de importaciones menor.

 

Sin embargo, debe destacarse lo que surge de la comparación con las exportaciones: éstas (que llegaron al récord de 84.269 millones de dólares en 2011) crecieron en promedio en todo el año un 25% de modo relativamente regular y ese promedio no llega en ninguno de los dos períodos a ser de mayor robustez que el del crecimiento de las importaciones. Inferior en la primera parte, relativamente similar en la segunda aún con restricciones drásticas a las compras externas.

A partir de agosto de 2011 las importaciones fueron cada mes menores a las del año anterior. Así, en agosto alcanzaron 7.616, en septiembre 6.895, en octubre 6306, en noviembre 6236 y en diciembre 5.989. Esto marca la influencia de los límites gubernamentales, ya que en 2010 la tendencia no fue unidireccional (las importaciones de septiembre superaron las de agosto, y las de noviembre y las de diciembre fueron superiores a las de octubre).

Es notable la disminución del porcentaje de crecimiento comparando meses de 2011 contra iguales meses de 2010 en la última parte del año: agosto 2011 generó importaciones 43% por encima de la del mismo mes de 2010; septiembre 29% maá altas; octubre 27% mas altas que el mismo mes del año anterior; noviembre 12% y diciembre apenas 11%.

En 2010, cada bimestre de los que se registraron cifras oficiales finales desagregadas había mostrado un nivel de importaciones superior al del bimestre anterior.

Esto está marcando una situación ajena al dinamismo espontáneo del comercio, y afectada por restricciones gubernamentales que es difícil que puedan sostenerse en el tiempo de manera crónica.

En realidad, estos límites están marcando también una modificación en las tendencias que la economía argentina estaba mostrando como necesidad de importaciones: en 2011 las importaciones han crecido, como se expuso, un 38% (gracias al freno del segundo semestre no crecieron mas), mientras en 2010 habían crecido un 45% en relación a 2009.

3-      Una comparación mas amplia en el tiempo

En el lapso 2005-2011 las importaciones crecieron desde 28.700 millones hasta 73.922 millones de dólares. Se trata de un incremento del 157%. Esto es, las importaciones se han elevado a un promedio del 26% anual en 6 años.

Esto muestra que aun con los controles, las importaciones crecieron en 2011 mas que el promedio anual de crecimiento en los últimos 6 años, y también que las compras desde el exterior han crecido en el segundo semestre de 2011, el período en el que se han hecho fuertes las restricciones, a un promedio similar al promedio de crecimiento anual del ultimo sexenio.

Ahora bien, es de valor analizar al respecto (a efectos de entender por qué las importaciones crecen con tal magnitud) la evolución de la composición de las importaciones.

1.  Mientras en 2005, los bienes de capital explicaban el 25% de las importaciones totales, la incidencia de estos productos que reflejan decisiones de inversión por parte de las empresas inició en ese momento un descenso a tal punto que en 2010, éstos justificaron el 21% y en 2011 descienden al 20%

2. En 2005 los bienes intermedios conformaban el 36% de las importaciones pero en 2010 lo hicieron en un 31% y en 2011 en un 29%, evidenciando también esto que el crecimiento de las importaciones en promedio está traccionado en mayor medida por otros productos y que estos insumos para la producción componen hoy una porción menor de las compras que hace un sexenio

3. Las piezas y accesorios para los bienes de capital reflejaban en 2005 el 17% de las importaciones y en 2010 lo hicieron en un 19%, mismo porcentaje (19%) que en 2011. Esto muestra que la industria está usando las compras externas más para reparar y acompañar la coyuntura que para invertir, crecer estructuralmente y renovar.

4. Los bienes de consumo llegaron a reflejar en 2005 el 11% de las compras desde el exterior, en 2010 lo hicieron en un 12% y en 2011 en un 11%. nuevamente Esto muestra que es este rubro, cuya incidencia es relativa en el conjunto, y que es el que menor impacto tendría en los procesos productivos en caso de limites a las compras desde el exterior, ha visto mantenerse su participación en el total aún con los límites gubernamentales

5. El combustible y energía constituía en 2005 el 5% de las importaciones, en 2011 ascendió al 9% y en 2011 explica el 13% del total, lo que muestra que este sector, fuertemente dependiente de las regulaciones gubernamentales, es un gran impulsor de las importaciones.

6. Los vehículos explicaron en 2005 el 6% de las importaciones y en 2010 expresan el 8%, mismo promedio que en 2011.

Participación en el total de importaciones

 

4- Algunas evaluaciones que pueden hacerse la respecto

1) Las importaciones crecen en nuestro país, pero ese crecimiento muestra una menor relación con la inversión de lo que es esperable, una muy creciente dependencia de la energía y los combustibles, mientras hay una constante y no muy significativa incidencia de los bienes de consumo, una leve alza de la participación de los vehículos -que actúan como una industria encadenada intra MERCOSUR y con una dinámica propia- y una relevante pero decreciente participación de los bienes intermedios.

 2) En un sexenio de destacado crecimiento de las importaciones, todos los rubros y sectores han incrementado sus compras externas, aunque la fuerza de esa suba no ha sido uniforme y por ende tampoco es equivalente la incidencia de esos rubros en el crecimiento total.

Han perdido participación en el total de importaciones en nuestro país dos grandes rubros vinculados con la producción: los bienes capital (perdieron un 20% en la incidencia total) y los bienes intermedios (han perdido también un 20% en su incidencia); mientras ha subido levemente su participación relativa el sectores de los vehículos y ha mantenido su incidencia el de los bienes de consumo –rubros éstos ambos que se vinculan con decisiones de particulares y familias mas que con empresas y decisiones productivas-; y ha incrementado su participación en el total -por ende son los mayores y principales responsables del incremento- las piezas y accesorios de bienes de capital (incrementando su incidencia en un 11%), y sobre todo la energía (que ha incrementado su participación en un sexenio en un 140%).

3) ante las decisiones de limites a las importaciones, no es de esperar, por la imposibilidad práctica, política y estructural de que ello ocurra, que el gobierno limite importaciones de energía o de combustibles. La necesidad de mantener una balanza comercial holgada, de este modo, está haciendo prever presiones sobre importaciones de bienes de consumo, pero estos han generado salida de divisas comerciales de no mucho más de 7.500 millones de dólares en 2011, y si se limitara su ingreso de modo radical afectarían la actividad comercial minorista y presionarían la inflación hacia arriba.

También, entonces, podrían preverse presiones sobre las importaciones de aquello que impacta directamente en la producción y la actividad económica como los bienes de capital, los intermedios o las piezas y partes. Los bienes de capital y los intermedios explican juntos alrededor de la mitad de las importaciones argentinas, y son rubros sensiblemente relevantes para que Argentina pueda mantener un incremento de la oferta de bienes y servicios que acompañe la demanda agregada. Aún así -y esta es otra dificultad para la política de limites a las importaciones- estos dos rubros vienen perdiendo participación relativa (en conjunto significaban el 61% del total de compras externas hace 6 años, lo que mostraba importaciones mas enfocadas a la actividad de empresas involucradas directamente con mejorar su producción, mientras en 2011 juntos estos sectores explican el 49% el total, de modo que han perdido sumados 12 puntos porcentuales, o un 20% en su participación relativa).  Estos dos rubros aparecen como vulnerables a las políticas de imposición de límites del gobierno, pero ante una menor fuerza en su crecimiento en relación al promedio que ya se evidencia en los últimos años es posible que estemos ante sectores que ya tienen menos margen de freno sin impacto en el nivel de actividad económica.

4) Por ende, la política de mantenimiento de holgados saldos comerciales debería estar fijada en mayor medida en incrementar exportaciones que en mantener limites a las importaciones de modo crónico y sistemático, lo que si ocurriese podría afectar el nivel de actividad.

Balanza comercial

1.  2005: 11.663 millones de dólares

2.  2006: 12.400 millones de dólares

3. 2007: 11.072 millones de dólares

4. 2008: 12.600 millones de dólares

5. 2009: 16.980 millones de dólares

6. 2010: 12.057 millones de dólares

7. 2011: 10.347 millones de dólares

8. 2011: 5.500/6.000 millones de dólares (estimación)

 

Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)


Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*