Un Lustro de Exportaciones

04/06/2011 por

Una mirada más larga: las exportaciones en el período 2005-2010

Grandes éxitos, y grandes fracasos

Sumario ejecutivo

  • Las exportaciones argentinas de bienes recuperaron vitalidad en 2010. Sus niveles -que probablemente superarán a fin de año los 68.000 millones de dólares-, mejorarán holgadamente los de 2009, aunque aún no lograrán alcanzar las cifras alcanzadas en 2008, año del récord de mas de 70.000 millones de dólares.
  • Pero midiendo un período mas extenso para sacar conclusiones mas profundas, se observa que en el período 2005-2010, ha habido un sector que muestra un relevante crecimiento en la participación en el total, el de los productos primarios (PP), que crece en su participación en el período 2005-2010 en un 20% -lo que equivale a 4 puntos porcentuales en el total-. De representar un 20% del total de ventas externas en 2005 pasa a significar un 24% del total en 2010. A cambio, se observa una caída rotunda en las exportaciones de combustibles y energía (CyE), que de explicar el 17% de las exportaciones de bienes en 2005 pasan a significar apenas el 8% en 2010 (caída del 50%). Mientras, las manufacturas de origen agropecuario (MOA) se mantienen en términos porcentuales en niveles idénticos (33%) y las de origen industrial (MOI) han crecido 4 puntos porcentuales (esto es una mejora del 13%) en su participación, pasando de significar el 30% en 2005, al 34% en 2010.
  • En materia de destinos, por su parte, se observa una tendencia, en la región, hacia la “mercosurización” (crece mas del 20% en importancia relativa en 5 años) lo que significa un desplazamientos intra-continente; mientras en el plano global se observa una importancia creciente del mundo emergente en detrimento el desarrollado (que desciende del 32% de participación en 2005 al 25% en 2010) y la irrupción de una nueva región de importancia estratégica en el Magreb, Egipto y Medio Oriente,
  • Y, analizando los productos exportados en el período 2005-2010, se encuentran casos claros de éxitos, pero también ejemplos de performances modestas y a la vez otros de situaciones de fracasos internacionales

Desarrollo

Introducción

Las exportaciones argentinas de bienes, recuperaron vitalidad en 2010. Sus niveles -que probablemente superarán a fin de año los 68.000 millones de dólares-, mejoran holgadamente los de 2009, aunque aún no lograrán trascender las cifras alcanzadas en 2008, año del récord de mas de 70.000 millones.

Esto marca, en el último bieño, que si bien se vuelve a alcanzar cifras atractivas, nuestra economía evidencia ahora la virtud de una capacidad de relacionamiento internacional constante, pero también cierto agotamiento en algunos basamentos que permitan recuperar aquel vigor que le permitía superar año a año a tasas de dos dígitos el número del período anterior, como ocurrió desde 2003 hasta 2008.

Pero analizando desde una perspectiva algo más amplia, puede observarse qué ha ocurrido con las exportaciones de bienes argentinos en un período más extenso como para extraer conclusiones mas profundas sobre competitividad de sectores, capacidad estructural e intensidad de vínculos internacionales. Es lo que surge de medir el lapso 2005-2010.

Se trata de un período de buen crecimiento aunque con un “golpe” en 2009, con ventas externas que se incrementan en un 75% entre los extremos de este tiempo, aunque es éste un período en el que las ventas externas de productos físicos no han crecido más que las de nuestros vecinos de la región, y en el que no todos los rubros muestran éxitos.

Grandes rubros.

Si se analizan las exportaciones de bienes en 2005, año en el que llegaron a unos 40.000 millones de dólares, y se advierte que en 2008 ya habían crecido hasta unos 70.000 millones, se observa un dinamismo en la primer parte del lustro, que es seguido por la caída en 2009 -a unos 55.000 millones- y una recuperación prevista en 2010 a unos 68.000 millones.

Midiendo los diez primeros meses, que son aquellos cuyos datos precisos ya  encontramos, se observa una subida desde 33.200 millones en 2005 a unos 60.000 millones en 2008, con una caída a 46.000 millones en 2009 y una recuperación en 2010 que lleva las ventas externas a 57.000 millones (aún un 5% por debajo de los niveles récord de 2008).

Pero considerando la composición de nuestras exportaciones, en grandes rubros, se observa que en el período 2005-2010, en estos primeros diez meses comprables, ha habido un sector que muestra un relevante crecimiento en la participación en el total, el de los productos primarios (PP), que crece en esa participación en el período de 5 años en un 20% -lo que equivale a 4 puntos porcentuales en el total-. De representar un 20% del total de ventas externas en 2005 pasa a significar un 24% del total en 2010.

A cambio, se observa una caída rotunda en las exportaciones de combustibles y energía (CyE), que de explicar el 17% de las exportaciones de bienes en 2005 pasan a significar apenas el 8% en 2010 (caída del 50%).

Mientras, las manufacturas de origen agropecuario (MOA) se mantienen en términos porcentuales en niveles idénticos (33%) y las de origen industrial (MOI) han crecido un 13% en su participación, pasando de significar el 30% en 2005, al 34% en 2010.

Como referencia, puede destacarse que el año del récord histórico de exportaciones argentinas, el 2008, mostró una participación de los PP en un 23%, de las MOA en un 35%, de las MOI en un 31% y de CyE en un 11%

Esto es, se observa en el período 2005-2010 referido, un gran incremento en la importancia relativa del gran sector agroindustrial como principal industria exportadora, actividad claramente de mayor capacidad y competitividad mundial, en la medida en que entre PP y MOA explican el 57% en 2010 -la mayor participación porcentual que este gran sector haya alcanzado-, y significaban el 50% en 2005 -en 2008, representaron 58%-.

Dentro de este sector, sn embargo, se observa con preocupación que se ha sumado participación en los productos primarios, que crecieron en participación relativa un 20% ante un estancamiento de las MOA que permanece en niveles idénticos de participación relativa. Esto es, no se ha incrementado el valor agregado en la actividad agroindustrial, sino que, al contrario, sube la incidencia de los bienes menos elaborados.

Por su parte, el sector que claramente decrece es el de combustible y energía y las MOI incrementan, como se ha observado, su participación, lo que tiene relación con la modificación en la importancia de ciertos mercados que se describe a continuación

Destinos 

Lo antes expuesto tiene como correlato la referencia a los destinos a los que Argentina vende sus productos.

El crecimiento relativo de PP y de MOI está produciendo una mayor exposición a mercados emergentes y una caída de los desarrollados.

Mientras el MERCOSUR explicaba el 19% de las exportaciones en 2005, lo hace en un 24% en 2010 (es éste un reflejo del crecimiento de las MOI).

Sin embargo, Chile cae desde el 11% en 2005 al 7% en 2010 (como un efecto de la reducción en importancia del rubro CyE). Y, dentro de la región latinoamericana, debe observarse con preocupación que el Mercosur absorbe participación de otros mercados del subcontinente que caen proporcionalmente. Chile mas le resto de ALADI significaban el 16% en 2005 y lo hacen ahora en un 13%, lo que muestra una tendencia de cierto regreso a la “mercosurdependencia”

Mientras Asia explicaba un 16% en 2005, refleja un 20% en 2010.  Se nota un cambio abrupto en la importancia de Asia, ya que comparada con su importancia no ya en 2005 sino en el año récord, el 2008, la participación de esa región en las ventas externas creció desde un 15% en 2008 a un 20%: en 2010.

Una novedad es la importancia creciente del Magreb, Egipto y Medio Oriente, que en conjunto ya representan el 8% del total de exportaciones, un porcentaje casi similar al actual del NAFTA.

A cambio, la Unión Europea decrece levemente, de un 17% a un 16% en el lustro referido, y el NAFTA cae desde un 15% en 2005 a un 9% en 2010.

Todo esto significa que se muestra una tendencia, en la región, hacia la “mercosurización” (crece mas del 20% en importancia relativa en 5 años) lo que significa un desplazamientos intra continente; mientras en la plano global se observa una importancia creciente del mundo emergente  en detrimento el desarrollado (que desciende del 32% de participación en 2005 al 25% en 2010) y la irrupción de una nueva región de importancia estratégica en el Magreb, Egipto y Medio Oriente.

Productos

Quienes están ganando importancia comercial externa, pues, desde la Argentina?

Cuales son las actividades que, mas allá del cambio en las mediciones interanuales, en un período mas consolidado, como la segunda parte de la primer década del nuevo siglo, muestran permanencia, crecimiento o decaimiento?

En los PP, las semillas y frutos oleaginosos crecen en el período medido 2005-2010 más del 150%. Un porcentaje similar han crecido las hortalizas y legumbres. Son los rubros de mayor incremento entre los PP. Claro que, por valor absoluto,  mientras los primeros crecen más de 3.000 millones de dólares los segundos lo hacen en unos 300 millones.

Puntualmente, los porotos de soja han subido en el lustro casi un 150%, y el maíz algo mas de un 150%,

Un rubro antes casi inexistente que debe destacarse ahora es de la exportación de oro, que llega a unos 1.600 millones de dólares en los primeros diez meses medidos de 2010 desde su virtual inexistencia hace 5 años.

Luego, crecen los minerales de cobre, un 90%, porcentaje similar al de los pescados y mariscos sin elaborar, mientras las frutas frescas subieron en el lustro un 70%,

Pero, la vez, se observa con inquietud que los cereales en su totalidad, producto de alta competitividad histórica argentina, apenas han crecido en 5 años un 60%.

En referencia a las MOA, mientras se observa un alto crecimiento en el último lustro del rubro denominado “residuos y desperdicios de la industria alimenticia”, que llegan a niveles de unos 7.500 millones de dólares de exportaciones en los primeros diez meses de 2010, lo que por un lado los pone en el lugar de rubro con mayor facturación absoluta, pero a la vez  nos muestra un incremento de un 120% en sus negocios; también se observa un importante incremento en los productos de molinería, que crecen en el lustro mas de un 500% -exportan unos 470 millones de dólares en lo que va de 2010-  mientras  muestra un incremento no tan robusto las grasas y aceites, que al llegar a unos 4.280 millones de dólares de ventas en los primeros diez meses del año exhiben un crecimiento de aproximadamente un 60%, porcentaje similar al que exhibe el crecimiento de manufacturados de pescados y apenas superior al crecimiento mostrado por el azúcar y los productos de confitería, que han ascendido un 50%; mientras los preparados de hortalizas, legumbres y frutas han crecido algo mas del 80%. Las bebidas alcohólicas y vinagres han subido sus negocios en los 5 años referidos en un 130%.

Las harinas y pellets de soja han crecido un 100% en el lustro, y los aceites de soja, un 60%. Y debe destacarse la irrupción de un nuevo producto no existente hace 5 años en materia de exportaciones, el biodiesel, que en los primeros diez meses de 2010 ya ha exportado casi 1.000 millones de dólares.

En este gran sector, se exhibe sin embargo debilidad y estancamiento en rubros que muestran no haber aprovechado el incremento de la demanda y los precios mundiales. Las carnes preparadas apenas han crecido en el lustro un 25%, los lácteos, que apenas han crecido un 35% aproximadamente (la leche en polvo sólo ha crecido un 10%),  los pieles y cueros solo han crecido un 15%.

Entre las MOI, se destaca claramente el crecimiento de las exportaciones de vehículos para personas, que han subido casi un 450% mientras los vehículos para transporte de mercaderías han ascendido casi un 100% en el período; los químicos han crecido casi un 130% y el papel y las publicaciones un 60%.

Pero por encima de muestran los metales comunes y sus manifacturas que han crecido el 1.000% Mientras, las maquinas y aparatos eléctricos crecen un 65% aproximadamente, y los vehículos de navegación aérea y terrestre casi un 700%

Por su parte, llama la atención que los niveles de ventas de tubos sin costura no se han modificado en 5 años, los plásticos han descendido un 30%, los textiles solo han subido un 25%, las manufacturas  de cuero y marroquinería han descendido un 60%, y el calzado se ha mantenido en niveles equivalentes a los de hace 5 años.

A su vez, como se advirtió, el rubro general de mayor decrecimiento es el de combustible y energías, donde las exportaciones de petróleo crudo se ha mantenido en niveles equivalentes y sin crecimiento, las de carburantes han descendido casi un 20% y las de gas de petróleo han descendido casi un 20%.

Por ende, en materia de productos, puede efectuarse una categorización de PRODUCTOS EXITOSOS (crecieron más que el promedio de exportaciones argentinas).

  • Semillas y frutos oleaginosos
  • Porotos de soja
  • Maíz
  • Hortalizas y legumbres
  • Oro
  • Mineral de cobre
  • Pescados y mariscos sin elaborar
  • Residuos y desperdicios de la industria alimenticias
  • Productos de molinería
  • Preparados de hortalizas, legumbres y frutas
  • Bebidas alcohólicas y vinagres
  • Harinas y pellets de soja
  • Biosiesel
  • Papel y publicaciones
  • Vehículos para transporte de mercaderías y para transporte de personas
  • Químicos
  • Metales comunes y sus manufacturas
  • Vehículos para navegación aérea y acuática

PRODUCTOS DE PERFORMANCE MODESTA 

  • Frutas frescas
  • Cereales en general
  • Grasas y aceites en general
  • Aceite de soja
  • Manufacturados de pescado
  • Azúcar y productos de confitería
  • Máquinas y aparatos eléctricos
  • Tubos sin costura

PRODUCTOS EN SITUACION DE FRACASO INTERNACIONAL

  • Carnes preparadas
  • Lácteos
  • Pieles y cueros
  • Plásticos
  • Textiles
  • Manufacturas de cuero
  • Marroquinería
  • Calzado
  • Petróleo crudo
  • Carburantes
  • Gas de petróleo

En estos tres grandes conjuntos, a la vez, pueden encontrarse algunas razones de la performance de los diversos productos.

En el primer conjunto se destaca la incidencia de la competitividad y productividad del gran sector agroindustrial (que exhibe atributos referidos a las condiciones naturales argentinas, la inversión en tecnología, las innovaciones en gestión de la producción y la reputación internacional), la creciente importancia del sector automotriz que exhibe como virtud la inteligente integración dentro del Mercosur -un caso de éxito de un proceso iniciado con un acuerdo internacional) y una eficaz inserción intra-cadenas y el inicio de los buenos resultados de inversiones en actividades referidas a los minerales como las de explotación de oro o cobre

En el segundo conjunto se observan sectores que, pese a tener buenas condiciones de origen -agroalimentos por ejemplo- han sido perjudicados por políticas públicas, como los cereales -sujetos a regulaciones y trabas- o los aceites vegetales (afectados por retaliaciones internacionales como consecuencia de decisiones comerciales argentinas). A la vez, aparecen sectores como el de máquinas y aparatos eléctricos que exhiben pérdida de competitividad por incremento de costos de producción domésticos.

En el tercer conjunto, aparecen claramente sectores perjudicados por práticas públicas restrictivas al comercio, como las carnes, los lácteos o los pieles y cueros, productos que también han perdido condiciones de competitividad por razones de costos internos o de modificación de tipo de cambio real (como los plásticos), sectores que se desenvuelven en el mercado doméstico en condiciones de mayor protección que les impiden procesos de maduración para la competencia internacional (textiles, manufacturas de cuero, calzado, marroquinería), y sectores afectados por las políticas regulatorias como el petróleo, los carburantes y el gas.

En general, también debe aseverarse que se observa en cualquiera de los conjuntos evaluados poco incremento en el valor agregado exportable dado que lo sectores que crecen no has incorporado procesos de mayor fraccionamiento o diferenciación de sus productos, consolidándose Argentina como exportador de productos primarios o de manufacturados, que son bienes intermedios

 

“Desarrollo de Negocios Internacionales“ (DNI)

1 Comentario

  1. felipe frydman

    Sería interesante la actualización de este trabajo para cubrir todo el año 2010. Es importante señalar que las exportaciones del sector automotriz a Brasil (incremento de la participación del MERCOSUR) son una consecuencia de los Acuerdos Sectoriales entre ambos países y que no indican su competitividad en términos internacionales.

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook


*